Categorías
Cine

Eighth Grade

A la hora de elegir el estreno sorpresa de la semana, las distribuidoras tienden a seguir una pauta de películas de serie B y de cuando en cuando, ponen una que esperan que sea la sorpresa de la temporada y que el boca-oreja la lance. Últimamente parece que estamos teniendo un nuevo tipo de cine, películas raritas, que son totalmente desconocidas hasta que llega el soplo el mismo día del pre-estreno o el día antes. Mirando en IMDb parecía que podía ser una sorpresa agradable y por eso, pese a la amenaza de nieve y al resfriado que se estaba macerando en mis interiores, fui a ver Eighth Grade, la cual creo que en España se estrena directamente en las plataformas televisivas esas que ahora molan tanto y la podréis encontrar con el título truscoluña no es nación.

Una julay rarita y friki está podría de mierda de la peor o algo así

Una pava está en el último año de la enseñanza media, antes de ir al instituto y es rara, rara, rara, rara. De entrada, hace unos vídeos chunguísimos para el llutuve en los que da consejos y es todo mentira porque la chama es una friki que no veas, es la más rara del colegio con diferencia abismal. Parece despreciar, odiar o algo combinado a su padre, que trata de granjearse de nuevo su cariño mientras ella lo ningunea y la pava va metiendo la gamba en toda ocasión que puede y cambia de obsesión prácticamente cada semana. Así, desde el comienzo del curso hasta que acaba.

Mira que estaba emocionado hasta las lágrimas secas antes de empezar pero cuando salió el primer vídeo del llutuve y lo graban con un teléfono que supuestamente es el adorado e idolatrado ifone de la Virtuditas pero que tiene una mierda, repito, tiene UNA MIERDA de resolución, se me empezaron a quitar las ganas. Ese fue el primero de muchísimos vídeos en los que la retardada esta describe lo que tienen que hacer las chicas y chicos para ser super-hiper-mega guays cuando ella no lo es. Está encoñada de uno en el colegio que la considera una mosca verde, ningunea a un friki que se la quiere empetar y cuando se obsesiona con una niña de instituto, es lo peor de lo peor. La película no funcionó conmigo en tantos niveles que resulta difícil contarlos, para mi lo mejor es el padre, que hace un buen papel y el chamo que se la intenta empetar y resulta que además de acné y del gilipollismo, es una frígida del copón y le dice que no quiere ni salchicha ni salchichón. Si la mayor parte de l os niños son como esta pava, mejor apagamos las luces y que nos llegue ya el fin del mundo porque esto no tiene arreglo alguno.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y por un error inexplicable acabas viendo esto, puedes morir instantáneamente en el cine del cabreo tan grande que te va a dar. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, chico, igual a ti te mola esto. Para mí, un revuelco de mediocridad y aburrimiento.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 respuestas a «Eighth Grade»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.