El camino en la línea ferroviaria de la muerte

Las rampas desde el museo nos llevan hasta el nivel de la línea de la muerte y al llegar, lo que más llama la atención es como la naturaleza ya ha comenzado a recuperar la zona que le arrebataron y ya hay árboles en la zona en la que estaban las vías ferroviarias. Supongo que esta línea, cuando estaba en uso, necesitaba de un montón de mantenimiento desbrozando todas las plantas y árboles periféricos, que allí parpadeas dos veces y las plantas han crecido quince centímetros.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. En esta zona, que por supuesto, no tiene ese tipo de selva, por donde antes iba la via férrea que hace años de un plumazo inutilizaron porque no era económicamente rentable, han quitado las vías de hierro, lo han acomodado como camino y han creado “La Via Verde”, exclusivamente para caminantes y bicis, tiene cientos de kilómetros, viaductos y demás, con un éxito arrollador, yo camino por ella una horita diaria con mi perrita, pues bien, a ambos lados del camino está lleno de arboles, manantiales, y todo tipo de plantas oriundas de la zona que han crecido por su cuenta, cosa que con la via férrea se lo habian cargado todo y así lo mantenían.
    Salud

  2. hace cienes y cienes de décadas, Utrecht tenía dos estaciones de tren que no estaban conectadas entre ellas, una tenía una línea y la otra iba para otro lado. Esa segunda estación ahora es un museo de ferrocarriles y la parte sur de la línea ferroviaria también es un carril bici y de caminar, yo voy también por ahí con frecuencia porque te permite ir del sur de la ciudad al norte evitando el tráfico de las calles del centro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.