Algo negativo

Esta mañana me levantaba siendo consciente e inconsciente que en los Países Bajos es un día festivo, ya que aquí, celebran la Ascensión, que mi teoría es que los protestantes, como no querían tener todas las fiestas de los católicos, a la hora de elegir tuvieron muy pocas opciones y les tocó esta fiesta que siempre cae en jueves porque Jesucristo no era uno de ascender en viernes o en lunes. Muchas empresas cierran también mañana usando uno de los días extras que tienen sus empleados para asuntos propios y que la empresa puede fijarlo y obligar a todo el mundo a cogerlo cuando ellos quieren, porque así son los días de asuntos propios, que son propios pero de otros, no los tuyos.

Al no ser un día lavorable, o digámoslo de otra manera, al no ser un día lavorable para todos aquellos que no trabajan en tiendas, supermercados o bares y restaurantes, que esos sí que trabajan hoy porque es un día festivo en el que todas las tiendas están abiertas, todos los supermercados tienen un horario reducido, tan reducido como de diez de la mañana a diez de la noche, que a mí me parece demasiado reducido y me quita mucha libertad a la hora de elegir el momento para toparme con una multitud en un espacio cerrado y con casi todo el mundo usando la mascarilla con la nariz o la boca destapada y claro, todos corriendo a las once y cincuenta y nueve minutos a pillar puesto en terraza porque abren de doce a seis en punto de la tarde y desde hace dos semanas, la gente se pone en las terrazas para dejarse ver, aunque se peguen seis horas tomando dos cafelitos y un vaso de agua, pero que los vean allí sentados y disfrutando de su libertad. Regresando al inicio, como hoy no era laborable, por la mañana hubo mucho menos ruido de lo habitual, que es más bien poco y cuando me desperté, que yo sea laborable o no, entre semana siempre me despierto antes de las ocho, estaba en la cama convenciéndome a mí mismo que ir a correr es algo que no debería hacer y por distraerme, se me ocurrió coger uno de mis dos preciosos tests rápidos para el virus truscolán y podemita y hacerme la prueba, ya que desde febrero del año pasado estoy convencidísimo que yo pasé la enfermedad. Me vi el vídeo con las instrucciones, lo puse todo alrededor mío y comencé. Saqué el tubo con el líquido y le monté su cajita, saqué el cacharro que hace la prueba y el palillo extra-gigantesco para adquirir la masa cerebral, respiré hondo y me lo metí en el narizote y le di vueltas con gusto sin enrollar demasiado el cerebro con el cerebelo. Después lo metí por el otro orificio de la nariz y le di otro meneo, tras eso abrí el tubo con la tapa azul y metí dentro el palo para impregnar la substancia líquida con el susodicho, le di vueltas y vueltas y vueltas en el mismo, lo apreté mientras le daba más vueltas y finalmente lo saqué, cerré el tubo con su tapa y lo agité con cuidado, dándole toques con el dedo. Finalmente, eché cuatro gotas, ni tres, ni cinco ni dieciséis, cuatro, en el agujero con la letra S y esperé quince minutos. El resultado fue la C de COÑO con la que identifican los resultados negativos. Si hubiese aparecido la otra raya, la de la T, entonces eres positivo y las dos letras juntas es un TUPUTAMADRE CABRÓN, que es como el laboratorio ha decidido que la gente reaccione a tremendo disgusto, que yo en lugar de las letras habría puesto un dedo pulgar hacia arriba en la positiva y la guadaña de la muerte en la negativa.

Después de perder el tiempo con esto, me eché el jiñote, me puse los pantalones cortos y me fui a correr, que no quiero ser obeso mórbido como algunos que no voy a nombrar.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Según he leído, hay un test mas fiable, lo malo (Para algunos, lo bueno para otros) es que te tienes que meter una especie de dildo por el culo, pero claro, el problema es que a muchos les causa adicción y se la pasan dia y noche haciéndose «test» sin parar… 🙂
    Salud

  2. Sí, yo también he leído que si vas a China, en el mismo aeropuerto te reciben enculándote con ilusión y alegría.

  3. Ayer fue festivo en Galicia, el día de las Letras, así que también pude hacerme unas mini-vacaciones majas… con que poco me conformo ya…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.