Categorías
Cine

El club de los cinco – The Breakfast Club

Recuerdo haber visto la película que voy a comentar varias veces con mis amigos, en fiestas caseras en las que la veíamos juntos gritando y celebrando cosas pero estoy casi seguro que nunca la había visto en un cine hasta que me llegó la oportunidad al regresar a los Países Bajos desde España y así, en la gigantesca colección de películas que hay en el mejor blog sin premios en castellano, añadimos The Breakfast Club, que en España conocemos como El club de los cinco.

Un puñado de julays se pasan el día en el insti sin dar un chimpún al agua

Un sábado cualquiera en un instituto gringo es el día de los castigos, que allí ese día obligan a ir al instituto a los que han hecho alguna trastada durante la semana. Se juntan cinco pavos con un profesor que es un truscolán-joputa y mientras pasan las horas sin poder usar sus telefoninos porque no existían, descubrirán que todos son unos perdedores y que tienen mucho más en común de lo que creían. Bueno, eso y las dos hembras encuentran macho para que se la empeten hasta los pelos de los güevos y el empollón se jarta a hacer flexiones para desarrollar los músculos que tanta falta le harán para sus manuelas.

Si alguien me pregunta hasta el mismo día que vi la película en el cine y en base a mis recuerdos del milenio pasado, yo habría contestado que esto es una obra maestra sin lugar a ningunísima duda. No es así. Al menos ahora. Quizás haya sido el tiempo, que me hace verla con otros ojos o las cienes y cienes de series de institutos y adolescentes que he visto, pero pese a que sigue siendo una película muy buena, le falta algo para redondearla y en todo momento tenía la sensación que se quedaban cerca pero no lo lograban. Lo más traumático es ver a todo el mundo fumando en un recinto cerrado, algo impensable hoy en día. Lo segundo más traumático es ver como las hembras han pasado de ser únicamente procreadoras a algo más, aunque no tengo muy claro qué es lo nuevo que han logrado algunas, sobre todo las podemitas que se follan a la Suprema Lideresa con su coleta y consiguen cargos públicos sin tener ni puta idea de nada. Todos los chavales de la peli estaban destinados a ser estrellones galácticos y mucho me temo que ninguno lo consiguió, aunque todos nos suenan y los reconocemos, sobre todo de series televisivas. Tenemos a Emilio Estevez, Anthony Michael Hall, Molly Ringwald, Ally Sheedy y Judd Nelson, de los que salvo el último, el resto me son conocidos de nombre, pero creo que en mi cabeza los conozco de esta y alguna otra película de esa época. El director es el legendario John Hughes que hizo varias películas en esa época que fueron épicas y en las que supongo que participó todo este chiquillerío. En resumen, un bonito viaje al pasado muy pero que muy lejano.

No creo que sea algo que despierte el interés de un joven miembro del Clan de los Orcos. Sí que puede entretener a los sub-intelectuales con GafaPasta menos chovinistas.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 respuestas a «El club de los cinco – The Breakfast Club»

Funciona!
Todavía no han saludo películas que plasmen la realidad que estamos viviendo, verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.