El exorcista: Creyente – The Exorcist: Believer


Yo tengo clarísimo, vamos, como la luz de la calle en pleno eclipse solar, que la película El exorcista – The Exorcist es fabulosa, igual que el libro, pero vamos, que los tejemanejes y los intentos de sacar proyectos adelante abusando de este clásico son peripatéticos y hoy tenemos el último de ellos, que al parecer pagaron cuatrocientos millones para poder usar las ideas básicas de la película original y tratar de crear al menos una trilogía y Dios mediante algunas series de televisión. Visto el resultado de la primera, esto ya va de puto cuelo y cuesta abajo. El primer intento se llama The Exorcist: Believer y se estrenó en España la semana pasada como El exorcista: Creyente.

Dos julays acarajotas las pasan putas después de un mal viaje a Raticulín, sin chimpún.

Tenemos que dos pavas, son tontas del culo que no veas y quieren contactar con los muertos o algo así y acaban siendo poseídas por uno o varios demonios, que no me quedó claro. Están desaparecidas unos días y aparecen a un montón de distancia y pronto está claro que se han radicalizado y que hablan usando palabrotas truscolanas y podemitas. Como las putas chiquillas son unos rebenques que no veas, les organizan una sesión de exorcismo o algo así, liderada por una pava, con un cura católico, un predicador, una pitonisa lola del Caribe y los acarajotaos de los padres y claro, aquello acaba muy malamente.

La ponen como película de terror pero lo terrorífico es pensar que dura casi dos horas y no hay un puto susto. Como lo pretendieron hacer aún más grande y con dos posesiones a la vez, yo es que hay ratos que no entendí la trama, no sabía por qué sucedían las cosas y vistos los comentarios, parece que no soy el único, así que el problema debe ser que por error alguien usó el guion para limpiarse el culo y después no podían leer algunas zonas que estaban cubiertas de mielda de la peor. La película aburre, el exorcismo, que debería ser el plato fuerte, fue más julandrón que una gala de Drag-Queen del carnaval de las Palmas, soso que no veas, sin sustos y vamos, que prácticamente no dicen ni palabrotas para no ofender a nadie. El final es estúpido hasta niveles de desmayo y bueno, volvieron a traer a la que era la madre de Meghan en la primera película, ahora de vieja, pero no supieron aprovecharla y las dos chiquillas nuevas tienen menos carisma que una piedra en una cantera. Es como si a todos los actores les hubiera picado un mosquito transmitiendo gilipollez y tenemos a toda esta gente haciendo el gilipollas en pantalla.

Esto provocará la rabia y las ganas de quemar el cine a cualquier miembro del Clan de los Orcos y el desprecio más absoluto entre los sub-intelectuales con GafaPasta. Para olvidar que existe.


Una respuesta a “El exorcista: Creyente – The Exorcist: Believer”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.