El puente de arena


Con marea baja, Ko Mat Lang, a la derecha, que es un islote rocoso y sin ningún complejo hotelero queda a la distancia de un paseo por la arena y hay gente que se acerca para caminar por el lugar y dentro del islote hay algún sendero que los más intrépidos siguen para recibir su dosis de picaduras de mosquitos. Particularmente, yo soy más de tumbarme en la arena con mi toballa y dejar que el sol se encargue de mí. Muchas de las fotos las hice a primera hora de la mañana, cuando salía a pasear con la cámara, que después llega la caló y prefería disfrutarla y no arrastrame por el lugar sabiendo que tengo que volver al hotel si quiero bañarme.


Una respuesta a “El puente de arena”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.