Otro bicifloripondio


Hace algo más de un año veíamos la Bicifloripondio, una máquina fastuosa y fabulosa decorada para aterrorizar y espantar a los ladrones, que saben que la bicicleta será reconocida incluso desde el espacio si la roban. En el mismo puente, el otro día, le hice una foto a esta bicifloripondio que yo diría que ha sustituido a la otra, ya que aunque comparten el tema floral, en esta no hay tantas rosas rojas, hay unos kilos más de rosado y el corazón ese que hace de falso parabrisas es inédito. Como muy cerca hay una tienda de alquiler de bicis muy popular, creo que ellos son los culpables y que colocan estas atrocidades en el lugar para que los turistas se hagan fotos, ya que ni la otra ni esta tienen pinta de ser bicicletas que estén actualmente dando un servicio. Por razones obvias, si quieres tener tu propio bicifloripondio, lo primero que tienes que hacer es irte a una tienda de baratijas y aprovisionar de falsos motivos florales, comprarte un bote de pintura rosa y una brocha, cometer el crimen de pintar de pé a pá toda la bici de rosa y una vez se seque la pintura, añadir unos cuantos kilos de flores para conseguir el efecto deseado.


3 respuestas a “Otro bicifloripondio”

  1. Esa es la bicicleta en la que vería montado a Boris Izaguirre. ¿Sabíais que Boris es Negro? Rasista!!! No hombre, es un negro literario, ha escrito libros para otros ‘autores’ como el de Belén Esteban. Hala, ya tenéis el cotilleo rosa del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.