Elizabeth: A Portrait in Part(s)


Regresamos al universo de los documentales, que este año nos han dado tan buenos momentos y supongo que era cuestión de tiempo que uno petara y no consiguiera lo que han conseguido los otros, y parece que le ha tocado a este. Estamos ante una celebración de la monarquía o más bien de una monarca, porque no creo que se pueda extrapolar nada de lo que vemos aquí a otras monarquías europeas o de otros lugares del mundo. El documental se titula Elizabeth: A Portrait in Part(s) y parece ser que jamás se estrenará en España, aunque imagino que aparecerá en alguna plataforma digital y tal y tal como truscoluña no es nación.

Una julay tiene una suerte de que te cagas y acaba siendo reina aunque no le tocaba y bueno, una vez trincó el puesto, no lo suelta ni de coña.

Al parecer el día que decidieron que la que debía ser Reina de Inglaterra era Isabel, nadie pensó que esta iba a trincar el puesto y enterrarlos a todos, que mira que lleva tiempo ahí agitando la mano sentada en el coche, en el tren, en el carro, en el caballo o en el barco. Seguimos a esta mujer por diferentes eventos de su vida, que supongo que es a lo que se refieren en el título como partes y la vemos de niña, de princesa, cuando la coronan, arrejuntándose, teniendo hijos, aguantando nueras, yendo a movidas funerarias de nueras, en los caballos y demás. Es como una publicidad de la casa real inglesa de casi hora y media.

Esto no funcionó conmigo porque no tiene coherencia ninguna. Van saltando de movida en movida sin ninguna línea argumental y vemos cosas que sucedieron en un año o en otro sin que en realidad importe mucho. La mayor parte de las escenas son de la señora esta agitando la mano mientras la gente enloquece y se emociona hasta las lágrimas y en ocasiones dice alguna cosa y como que habla de ella misma en tercera persona o algo así. No creo que en la hora y media de documental se haya dicho nada que no se supiera ya de Isabel, esto es un enlatado de más de lo mismo que parece más bien pensado para los que la tiene en un pedestal y consumen cualquier cosa de ella. En la parte de la movida con su nuera se saltaron muchos puntos problemáticos, igual que con las movidas de los nazis, que en su familia había muchos que los apoyaban. Su marido básicamente es un florero que folla y que la sigue como un perrito faldero pero al que no le dejan hacer nada porque no es de sangre real, o algo así.

En fin, que esto no vale ni para los miembros del Clan de los Orcos ni para los sub-intelectuales con GafaPasta, creo que todos la encontrarán igual de sosa.


3 respuestas a “Elizabeth: A Portrait in Part(s)”

  1. Sinceramente nunca me interesaron este tipo de historias, pero en concreto la historia de la señora esta me dejó bastante asombrada en la serie de Netflix, de hecho cuando la ví no tenían más que hasta poco más de la llegada de Diana (no sé si habrán sacado más capítulos, tampoco estoy tan enganchada) pero la verdad que me estaba resultando interesante…

  2. Pues lo fliparás cuando hagan la serie de la zorra de la Megan, que ha hecho carrerón por bodorrio y arrejuntamiento, algo como similar al currelo de ciertas reinas de los dos países que me han dado la nacionalidad ….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.