Entre paredes verticales

En esta foto podemos ver, por debajo, algunos de los restos del Caminito del Rey viejo, o el original, el que se acabó de construir en 1905 y que por falta de mantenimiento, se convirtió en una atracción mortal, sin vallas y con pedazos en los que solo quedaba la viga. El camino recorre las paredes del desfiladero de los Gaitanes y tiene unos tres kilómetros, aunque hay que caminar bastante más por la distancia en los accesos norte y sur. En algunos tramos, la altura a la que está el caminito es de ciento cinco metros sobre el río. No recuerdo si corrí para adelantarme al grupo y hacer la foto con el camino vacío o me esperé hasta que desaparecieron.

Publicada el
Categorizado como Málaga

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. El viejo llegó a ser un peligro mortal, quedó abandonado a su suerte, y como sucede muchas veces, se apoderaron de el los descerebrados que lo recorrían saltando con sus bicis de montaña los trozos que ya no tenían el suelo, con apuestas a ver quien se la daba el último, con posibilidades razonables de que fuera la última hostia de su vida…
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.