Erizo en la hierba

Erizo en la hierba

Ayer, como algo más de la mitad de los miércoles del año, fui a clases de italiano por la tarde y gracias a la reducción de la duración de la luz diurna, cuando volvía a mi casa a las ocho y pico de la noche la obscuridad reinaba. Tras la clase salí escopeteado para mi casa e hice una parada de re-avituallamiento en uno de mis cuatro supermercados favoritos. Después seguí hacia mi casa y cuando entré en el parque que está justo detrás de mi jardín me encontré con el vecino de la foto, que no puede ser Mi vecino el erizo ya que ese o algún heredero suyo murió ya hace al menos un año y estos bichos no viven en libertad los diez años que tiene la foto que le hice en la anotación mencionada y que nos recuerda que por aquí todo ya está escrito.

Tenemos un nuevo erizo en el barrio y debe estar a punto de buscar un rincón lleno de hojas y comenzar las vacaciones de invierno. En lugar de salir corriendo se quedó en la hierba esperando a que me marchara y aproveché para hacerle una foto. Mi amigo el Moreno ya hace planes para que lo engode, lo atraiga con comida, lo capture y le deje hacerle fotos pero yo no estoy por la labor. El bicho no molesta a nadie y seguro que es feliz por la barriada periférica en la que vivo y no seré yo el que arruine su felicidad.

Cambiando de tema, estamos a cuarenta y ocho horas del Bokbierfestival, el EVENTO anual en el que se juntan miles de personas en un recinto en la ciudad de Amsterdam para paladear las mejores cervezas bok del universo conocido y por conocer. Como todos los años, primero iremos a cenar y cuando estemos encochinados iremos a tomarnos cinco o seis cervezas, cantidad suficiente para elevarnos varios metros sobre el cielo. El domingo seguramente no me alejaré del sofá y lo pasaré tirado sin mover un músculo.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Es monísimo ! Hace mucho tiempo que no veo uno en directo sin que esté espachurrado… 🙁

Los comentarios están cerrados.