Categorías
Cocinillas

Gambas en salsa de tomate

Una de mis comidas favoritas son las gambas en salsa de tomate. Mi madre borda esta receta y siempre que paso por las Canarias disfruto con este plato. En realidad es bastante sencillo de preparar y lo hago con cierta frecuencia en Holanda, aunque los tomates tienen un sabor distinto y no se acercan ni por asomo al de los que se venden en España. Lo más complicado es preparar la salsa de tomate y esto no tiene ciencia. En poco más de una hora se puede tener este plato en la mesa y seguro qeu no dejará a nadie indiferente.

Los Ingredientes: Para la salsa de tomate necesitaremos un kilo y medio de tomates, una cebolla, aceite de oliva extra virgen, sal, azúcar, orégano. Y además hace falta una pimienta de cayena y medio kilo de gambas peladas (o un poco más si se quiere).

La Implementacion: Comenzamos lavando bien los tomates y cortándolos en trozos. Se pone en una sartén honda o en un caldero un chorro de aceite de oliva virgen y se añaden los trozos de tomate y la cebolla cortada no muy fina. Después solo hay que esperar a que suceda la magia y la salsa de tomate comience a aparecer. Se ajusta el punto de sal y cuando esté cocinada se pasa por el pasapuré. Después se ajusta el sabor añadiendo un poco de azúcar y orégano. Se vuelve a poner al fuego y se añaden las gambas peladas y una pimienta de Cayena (o una guindilla). Esto último es opcional. Si os limitáis a una sola, no estará muy picante pero como pongáis dos o tres, espero que os gusten las comidas que os hacen arder la boca. Se deja cocinar alrededor de media hora y se sirve con arroz blanco.

Como veis, es sencillo y delicioso.

Si quieres ver otras recetas que he cocinado puedes ir al índice de Mi pequeño libro de recetas de cocina y allí tienes la lista completa

Por sulaco

Maximus Julayus

4 respuestas a «Gambas en salsa de tomate»

Y con gambas sin pelar que tal queda? has probado? Es que en mi casa si mi padre se entera de que compro las gambas-peladas-congeladas y me mata…

Quedan aún mejor. A mí me puede la pereza y para conseguir de esas tengo que ir al mercado y soy muy vago. Por eso compro bandejas con un cuarto de kilo ya peladas. Eso sí, tendrás que pelarlas antes de cocinarlas.

Acabo de descubrir tu pequeño libro de recetas, y con esta me ha quedado una duda, yo acostumbro a freir las gambas un poquito antes de meterlas en cualquier salsa, has probado?

Los comentarios están cerrados.