Inmersión nocturna en la playa de Tufia 1

Supongo que por culpa de la buhardilla y toda la actividad frenética que sucedió en el mejor blog sin premios en castellano tras la instalación, se me olvidó totalmente que en enero, antes de volver a los Países Bajos, había hecho una inmersión nocturna en Gran Canaria de la que no hemos visto las imágenes y todos sabemos y resabemos que algunos comentaristas viven sin vivir en sí esperando esos vídeos tan maravillosos, así que hoy llega a nuestras vidas la primera parte de los vídeos que hice durante la inmersión y digo primera parte porque en total grabé casi once minutos y he elegido agruparlos en dos partes. Volvemos a la música de Deep Forest para acompañar las escenas y en este caso es la canción White Whisper.

Comenzamos cerca de la playa por la que entramos, con vacas marinas que aprovechan la noche para darse un garbeo y encontrarse con otras y vemos varias. Después tenemos algún pescado que estaba intentando dormir y pasar desapercibido y a los que la luz que los ilumina no les mola pero que nada. Tras el primer minuto veo que el grupo está muy excitado iluminando algo y me acerco y efectivamente, es un pulpo que tuvo la mala suerte de cruzarse con nosotros por la noche y con todos con linternas, así que el pobre nos padece lo mejor que puede. La escena es larga y al llegar al tercer minuto estamos pero que cerquita. Sobre el cuarto minuto pasamos junto a un portal de Belén que conocemos de años atneriores y que este año estaba acompañado de un erizo y dos cangrejos araña. El tramo final es con una sepia que trataba de huir de la luz pero nosotros la seguíamos. Esos animales son preciosos en el agua, lo cual no quita que sean deliciosos cuando los tienes en el plato. Y hasta ahí llegamos en esta primera parte.

Si quieres ver como acaba la inmersión, salta a Inmersión nocturna en la playa de Tufia 2

Publicada el
Categorizado como buceo

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. o con arroz en su tinta… deliciosos… pero hay que reconocer que esas inmersiones nocturnas tienen su aquel…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.