Jincatelo tó’ mi niña

Otra foto de la preparación de la comida para los elefantes con mi grupo y aquí podemos ver a la pava de la izquierda que por más que lo intenta no tiene boca para tanto papeo. A partir de esta foto, todo lo que nos queda de ver de Kanchanaburi y alrededores incluirá siempre al menos un elefante en la foto. Decir que la excursión a este refugio de elefantes fue una de las mejores experiencias que he tenido en el sudeste de Asia.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.