Jinetes de la justicia – Retfærdighedens ryttere


Yo es que veo el título original de esta película y me dan unas fatigas que no veas, que eso no hay quien lo pronuncie. Esta es una de esas pelis nórdicas que es descubierta en unos cuantos festivales y acaba estrenándose por todos lados. Tuve la suerte, además, que hicieron una sesión especial, única e irrepetible para extranjeros en los Países Bajos y en lugar de los subtítulos en neerlandés, se los ponían en inglés, que para mí era más sencillo ya que si no termino haciendo una doble traducción, que el neerlandés, aunque lo hablo, no es un idioma que funcione en mi cabezón con la velocidad que tiene el inglés. La peli se titula Retfærdighedens ryttere y parece ser que en España estuvo en los cines hace una purriada de tiempo, a mediados de agosto con el título de Jinetes de la justicia.

Un julay requetequete-macho se queda viudo y con hija y se coge un empute que no veas.

Un pavo militar se transforma mágicamente en viudo cuando su hembra muere en un accidente de tren, o eso cree él hasta que un friki le toca en la puerta y le dice que aquello fue un atentado, el asesinato de un criminal que iba a testificar contra un capo de la mafia. A partir de ahí, el chamo, con los dos frikis que le tocaron la puerta y otro más aún más friki, planea la venganza y el asesinato de los que cometieron el crimen o algo así.

Esta es una de esas películas que van a más. Comienza con una movida de una niña que quiere una bici azul y se la roban a otra para venderla y ese hecho encadena una serie de circunstancias de la vida muy dramáticas y pasamos a una fase en la que un militar sin ningún sentimiento social o así tiene que lidiar con la muerte de su mujer y con el dolor de su hija y cuando se entera que fue un asesinato, libera todo ese dolor en un plan terrible de venganza acompañado de un montón de frikis que de alguna manera se van convirtiendo en su familia y a los que les va cogiendo algo de cariño, aunque si tiene que arrearle un guantazo a alguno de ellos, lo hace. El guion es original, fabuloso, fantástico e increíble y Mads Mikkelsen está fabuloso. La película tiene un humor negro, cínico y cruel fabuloso, de ese que te hace reírte a carcajadas y que seguro que le camba la peluca a más de un buenista porque dicen y hacen cosas que según los buenistas, ya no podemos hacer. Cuando la película entra en la fase de resolución, con la venganza, se transforma en una apoteósica peli de violencia y acción con la que encima, de cuando en cuando te ríes y para cuando llega al final, estás totalmente vendido a la historia y no quieres que acabe nunca.

Esto es un peliculón, así de claro, tiene violencia, tiene humor, tiene sadismo, tiene cinismo y tiene algunos personajes que parecen sacados de otro universo que ni siquiera es paralelo al nuestro, como el del pobre mariquita raptado por los delincuentes que se llevan los otros y que se convierte prácticamente en parte de su equipo y en familia. Esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos pero sí que es cine para los sub-intelectuales con GafaPasta y para todo aquel que quiera disfrutar de una de las mejores películas del 2021. Seguro que todos la ningunean pero esto es una auténtica pasada.


6 respuestas a “Jinetes de la justicia – Retfærdighedens ryttere”

  1. Uy un 10! que bien! vamos todos al cine a ver Ret….supuñeteramadre… no tenían más consonantes para mezclar de forma impronunciable?

  2. Buf! Vaya truño de película y por supuesto que no soy ningún orco. ¡ ¡ ¡ ¿10/10? ! ! ! Es una broma ¿no? Vaya pérdida de tiempo ….

  3. Uy lo que me ha dicho! Buen cine europeo dice … El buen cine es buen cine venga de donde venga. Quítate esas gafas con cristales de culo de botella hombre, a ver si va a resultar que eres el icono del sub-intelectual de gafa pasta. Esto dicho con todo el respeto a los sub-intelectuales de gafa pasta of course! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.