Juego de banderas

Todos los años en los Países Bajos, durante una semana tenemos un extraño juego de banderas. Comienza el 27 de abril, el día del cumpleaños del rey y esa mañana, de repente, en las calles, miles de casas sacan el palo que tienen guardado y lo ponen en la calle con la bandera de los Países Bajos para celebrar susodicho cumpleaños. Se le puede añadir una cinta naranja junto a la bandera para recordar a los más incultos y a los truscolanes que la familia real pertenece a la casa de Oranje, o naranja, aunque no el fruto, que en neerlandés el fruto, al contrario que en español, italiano o inglés, se llama sinaasappel o literalmente, manzana China porque estos incultos se deben creer que Valencia está en Asia, o Brasil, que son los dos lugares desde los que suelen llegar las naranjas por aquí. La bandera se deja durante el día y se retira por la tarde, pero el palo lo suelen dejar puesto porque una semana más tarde, el 4 de mayo, vuelven a colgar la bandera, aunque en esta ocasión la ponen a media hasta y la pueden acompañar de una cinta negra y ese día se celebra el Nationale Dodenherdenking o el día de los caídos por la patria en cualquier guerra. No es un día festivo, aunque los comercios cierran todos temprano porque a las ocho de la noche ponen en muchas televisiones la ceremonia en la plaza del Dam, en Ámsterdam, con dos minutos de silencio seguidos por una ofrenda de flores que hace el rey en esa misma plaza. Ese silencio es algo que se multiplica por todos lados y es normal que las guaguas que están en circulación o los trenes se paren y se mantengan los dos minutos parados e incluso por carreteras y autopistas se pueden ver coches que se paran y sus conductores permanecen de pie junto al vehículo durante los dos minutos. Al día siguiente, el 5 de mayo, o sea, hoy, se celebra el Bevrijdingsdag, el día de la Liberación (aunque literalmente la traducción es el martes de liberación) y se conmemora el fin de la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. En este día, las banderas vuelven a ondear en lo alto de sus astas. Después de eso, las banderas se toman un descanso hasta que llegue el día de la graduación de los colegios, día en el que cuando los chiquillos han acabado una fase de su educación, ya sea la básica o la del instituto, los padres vuelven a sacar la bandera a la puerta para informar a los vecinos y se le añade en el asta la mochila del implicado en la celebración.

Por sulaco

Maximus Julayus

7 comentarios

  1. A mi me parece que es muy peligroso que los coches se paren en plena autopista, porque les podrian dar por detrás en un descuido, lo suyo, seria que al llegar el momento los pararan en el peaje de la autopista para que disfrutaran de los dos minutos esos, o algo asi, digo yo…
    Salud

  2. Se paran en el arcén de la autopista. Tampoco hay comparación con la forma kamikaze de conducir en España o Italia y aquí. Aquí cuando hay una señal que el carril de la izquierda se acaba dentro de 2 kilómetros, se queda vacío instantáneamente. En España siguen por el susodicho hasta 25 metros después de que se ha acabado. Y bueno, lo de conducir por el carril de más a la derecha de la autopista es un concepto que yo leí cuando estudié la teoría del carné de conducir pero no lo vi en la práctica hasta que llegué aquí.

  3. Si, tienes razón, cuando ya habia dado clic a mi comentario, me di cuenta de que a lo mejor paraban en el arcén, pero cuando te leí no se porqué, me dio la impresión de que paraban en medio de la autopista, aunque sinceramente, tampoco me parece adecuado que para ese evento paren en el arcén, pero en fin, para gustos están los colores.
    Sinceramente, no veo que en España seamos ningunos Kamikazes conduciendo, y si nos comparas con como conducen los parisinos y los romanos, somos hermanitas de la caridad, que la verdad es que no se como conducen ellas… 🙂

  4. En Gran Canaria , en la autovía, conducen por la izquierda y hay que adelantarles por la derecha.
    Es como si fueran a una velocidad de vértigo, taponando a los que quieren ir mas deprisa y obligándoles a adelantar por el carril contrario.

  5. En Málaga se conduce igual de mal que en Gran Canaria o Lanzarote o en Madrid. En España la forma de conducir es brutal. Aquí también hay más control de velocidad y otra cosa, no hay el 10 por ciento de margen, el margen es muchísimo menor o hacen promedio por tramos y si te pasas UN KILÓMETRO de la velocidad media, te llega la multa y según la cantidad de kilómetros que te pases, va subiendo el aguinaldo a pagar. Y después tenemos la velocidad máxima variable en autopistas, por ejemplo en la que conecta Amsterdam con Utrecht, que tiene 5 carriles por cada lado, en hora punta la velocidad máxima es de 100 km/h. Fuera de la hora punta y si no hay mucho tráfico, la suben a 120 o 130 km/h. Conozco a un español que viniendo a Utrecht en coche desde Ámsterdam le empetaron en total cuatrocientos y pico leuros de multas, creo que lo pillaron como en 5 cámaras por exceso de velocidad y después que la empresa de alquiler lo traicionó, le mandaron las multas a su keli y o las pagas, o si vuelves a poner un pie aquí, tendrás un comité de bienvenida esperando por ti en el aeropuerto y además pagarás la penalización y los intereses ese mismo día o te devuelven a España. Un amigo mío, en el mismo rádar, hizo durante un año más de mil leuros en multas, se le olvidaba. Lo llamaron para acudir al juzgado y allí el juez lo interrogó y le preguntó si es truscolán, podemita o retardado, que tropieza en la misma piedra una y otra vez.

  6. Hubiera estado bien que el amigo tuyo le respondiera al juez, «no, verá usted, es que ya llevo bastante tiempo en comequesoslandia y se me va pegando la tontuna queseril» 🙂
    Salud

  7. Ese amigo es CABEZADEQUESO, así que no se lo podía decir al juez. De los 12 puntos que le dieron al sacarse el carné de conducir, que en los Países Bajos solo tienes puntos en los cinco primeros años de conducción, cuando llegó al quinto año, le quedaba uno y si lo perdía, tenía que dejar de conducir durante un tiempo. Todos los puntos los perdió por exceso de velocidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.