Junto a la entrada de uno de los lagos gemelos

En mi segunda visita a los falsos lagos gemelos, entramos de la otra parte, en donde hay unas rocas o islotes en el agua muy curiosos. La vasca que iba en el barco se chifló y se peleaban entre ellos por hacerse las fotos más espectaculares para su CaraCuloLibro, luciendo las morcillas y los salamis, que algunas se veían bien encochinadas. Yo aproveché el lado por el que iba sentado para hacer mis fotos y usar las cuerdillas esas para encuadrar la imagen.

Una respuesta a «Junto a la entrada de uno de los lagos gemelos»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.