Categorías
Cine

La batalla de los sexos – Battle of the Sexes

El fin de semana pasado miraba la agotada cartelera cinematográfica y solo había una película nueva para ver y como mezclaba comedia con drama y estaba basada en hechos reales pues decidí darle una oportunidad, que al final fueron dos ya que la lluvia me obligó a dejar pasar el pase del sábado y en lugar de eso fui el domingo por la mañana. La película se llama Battle of the Sexes y en España se estrenó en octubre como La batalla de los sexos.

Una julay se hace tortillera de tanto tocar la raqueta o algo así

La película supuestamente nos quiere contar la historia de como las mujeres tenistas crearon su propia federación gringa, se separaron de los machos, lucharon por sus derechos y en un cierto punto un payaso que era un tenista muy famoso de la época de Genín o así, porque yo jamás lo he oído nombrar, monta un circo como los de Telajinco para sacar perrar y demostrar de una vez por todas que las mujeres son seres obviamente inferiores y que deben ver su existencia acotada a la cocina de la casa, entorno que es su medioambiente natural. Mientras nos cuentan la historia como que le dan la razón al chamo cuando la tenista se transforma en bollera e investiga la fricción de potorros para producir energías más ecológicas.

En base al trailer de la película yo estaba convencido que esto era una comedia basada en hechos reales con un desgraciado que monta siempre el número y una tenista que luchaba por sus derechos. La película empieza por ese camino y todo va bien hasta que se meten en una peluquería y en un corte de pelo le da un ramalazo tortillero que no veas a la protagonista y acabamos en otra historia, en la de una lesbiana casada que se está dando un gusto que no veas y su marido lo flipa en colores y se da cuenta que aquella está intentando redescubrir el fuego a base de restregar el potorro contra otra o algo así. Esta segunda trama en muchos momentos anula la principal y acaba desvirtuando la película. Todas sus movidas mentales lesbianas me aburrieron infinitamente y consiguieron que me desconectara de la película. Mejor no hubiesen tocado el tema porque destrozaron la comedia. Emma Stone está bien e irreconocible pero por desgracia le tocó un papel que sin ser el malo de la película, porque era la buena, lo destrozaron y casi que habría preferido que el totorota ganara la competición. Steve Carell está fabuloso y es el motor de la película. Al final, cuando sales del cine, después de una traca final bastante amena, te lamentas por todos esos minutos de tedio absoluto que hubo en el tramo central y que se podían haber ahorrado.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que no tienen ningún tipo de interés en el tema, pero tampoco es algo que valga para los sub-intelectuales con GafaPasta. Una para dejar pasar.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «La batalla de los sexos – Battle of the Sexes»

Los comentarios están cerrados.