La gran escalinata del castillo de Bratislava

En el interior del castillo, lo que más me impresionó son las grandes escalinatas de acceso a la parte superior, que fueron una adición en tiempos de María Teresa I de Austria, que era una infatigable trabajadora como cualquier escoria podemita o truscolana y le pidió al arquitecto que las hiciera bajas y anchas para poder subir hasta su cuarto a caballo, que lo de bajarse del mismo y subir las escaleras como que era un sacrificio muy grande. Con tanta reconstrucción y expolio, las paredes están super-hiper-mega blancas, que allí no falte la cal.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. En mi nueva vida, por cierto, me da a mi la impresión de que me va a sobrar el carrito, cualquier dia lo vendo, pero voy a esperar un poco no sea que no sea así y estoy muy agusto con el…
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.