Nunca

No sé ni como pero actualmente, mi palabra favorita en la lengua española es NUNCA, que como uno nunca puede estar seguro de los ignorantones que le leen y de cuán avanzada es su capacidad de comprensión y de compresión, que el jiñote sin una buena compresión previa no es más que una diarréa ralea, diré que según el DEL de la RAE, que los acrónimos nos molan a los neerlandeses más que los leuros a un podemita con cargo público, es un adverbio que significa en ningún tiempo o ninguna vez, pero casualmente, yo uso la palabra esa casi siempre en sentido opuesto o directamente en sentido dudoso casi-seguro-que mentiroso y para mí, cuando empiezo una frase con un Yo nunca, hay una certeza prácticamente absoluta que lo que quiero decir y digo es lo contrario. Igual es algo que está entroncado en la versión canaria de la lengua, ya que hasta el lema de la campaña navideña del ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria son carteles que siempre empiezan con las tres palabras MÁS QUE NUNCA … y para mí, ahí no hay nada de ninguna vez o en ningún tiempo y sí que hay de algo que ya hacías y que vas a volver a hacer y en esa campaña, acompañan el texto con otras palabras como CANTA, BRILLA, VIVE, SUEÑA y cosillas así y resuena perfectamente en mis circuitos lingüísticos y no veo ninguna contradicción, aunque la gente de otros lares o eso que agrupamos en el concepto de godos igual no lo tienen tan claro. Gracias al año pasado, ya puedo mentir a destajo y decir que yo nunca he sido despedido, yo nunca viví una pandemia o que yo nunca hice costillas en la olla exprés.

Para este año, las frases positivas espero que empiecen con más que nunca, que todo lo que haga sea en exceso del bueno. La semana que viene haré la ronda habitual de resúmenes del año y más que nunca, el de viajes va a parecer un perro famélico y lleno de pulgas porque de eso sí que hubo muy poco, aunque también puedo decir que más que nunca, pasé ocho semanas de vacaciones en Gran Canaria. Para cuando regrese al norte, creo que me espera un encierro prolongado ya que el actual, que acaba el 19, ya están diciéndole a la gente que lo van a extender al menos hasta el final de enero o quizás marzo y para cuando lo quiten, nadie sabe si quedarán bares, restaurantes, teatros, cines, tiendas o museos en las ciudades. Eso sí, más que nunca, ahora es imposible hacer turismo en los Países Bajos porque si acudes, tienes que llegar con una prueba PéCéRre, no hay bares o restaurantes abiertos con lo que solo puedes comer con lo que compres en el super o en sitios para llevar y lo tendrás que hacer en tu cuarto y encima, tienes que cumplir una cuarentena de diez días pese a traer una prueba negativa y en teoría, ni siquiera puedes usar el transporte público para desplazarte, que parece que el que creó la nuevas normas se había jincado unas cuantas rayas de coca antes de escribir el documento y se le fue el baifo.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Más que nunca voy a dejar de comerme la cabeza por chorradas y disfrutaré los pequeños momentos.

  2. Más que nunca voy a comentar en este blog … Veeenga ya el resumen del cine visto en 2020! Que estamos ya a 8 y no han comenzado los resúmenes!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.