La sexta postal

Esta misma semana medíamos Las distancias desde las Filipinas medidas en tiempos de llegada de postales y de las siete que mandé, solo cinco habían llegado a sus destinatarios una semana antes. El miércoles por la noche me llegaba un estremecedor mensaje que confirmaba que la SEXTA y última de las postales que corrieron desde las Filipinas hasta España finalmente encontró el camino hasta Benalmádena, lugar recóndito y desconocido al que casi no llega. Con esto, solo nos queda por saber si la única que viajó a los Países Bajos, concretamente a Hilversum, consiguió llegar a su destinatario o para bochorno de uno de los mejores sistemas de correo del universo conocido, se perdió en el camino.

Evelyne

Evelyne no solamente sabemos que una vez leyó un libro sino que además, hizo unos estudios avanzados y hasta sabe como hacer una foto con su teléfono andarín y enviarla por correo, una virtud que no todos los lectores parecen dominar con soltura. Igual es porque ella es del clan de la manzana mordida y no de la banda de los kabezudos-koreanos-de-mierda. Aquí queda como testigo visual su postal, la sexta en encontrar su nuevo hogar tras desplazarse doce mil ciento quince kilómetros.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Me hizo ilusión recibirla!
    Guarda mi dirección y no pierdas esta buena costumbre en tus futuros viajes.
    Gracias

Los comentarios están cerrados.