Categorías
Cine

Los años más bellos de una vida – Les Plus Belles Années D’Une Vie

Lo mío con el cine francés es una relación difícil, tienen una forma de contar las historias que a mí no me acaba de convencer y su sentido del humor se me escapa, no lo entiendo. Por eso suelo evitar las películas de ese país y la que voy a comentar hoy al parecer es la tercera parte de una saga que no yo había visto, ya que no recuerdo haber visto Un homme et une femme, que es de 1966, con lo que solo Genín y Virtuditas quizás la hayan visto en un cine y parece ser que hubo otra en 1986 titulada Un homme et une femme, 20 ans déjà, que nuevamente, igual los dos ancestrales la han visto. La tercera ronda se titula Les plus belles années d’une vie y en España se estrenó el año pasado como Los años más bellos de una vida.

Dos julays ancestrales recuerdan aquellos maravillosos años del chimpún

Un viejo viejísimo está como en un centro de esos para mayores donde todos cogen el coronavirus y la palman y se pasa el día recordando aquellos maravillosos años de hace cinco décadas. Su hijo se pone en contacto con la pava que más nombra, que es viejuna y esta viene a verlo y entonces los dos recuerdan juntos como chingaban y ya no chingan mientras el viejo fantasea y en sus fantasías, siempre acaba matando a alguien, que es como super-hiper-mega importante para él o algo así.

Partiendo del hecho de no haber visto las dos anteriores, tengo que decir que la historia me gustó, aunque abusaron a destajo de imágenes de la primera película, pero a destajo, que fue lo que me hizo sospechar que igual esto era una gabachada de esas que llaman artisteo y yo llegué sin conocer toda la historia. La película entretiene y muestra como lo mejor es evitar las residencias de ancianos, que hay mucho toqueteo de las enfermeras con los pacientes y de aquellos roces llegan estos virus, teoría que ha quedado demostrada en los últimos meses y de la que nadie puede dudar. El viejillo tiene memoria fotográfica para las coñas de 1966 y alrededores pero no se acuerda ni de lo que comió y jiñó el día anterior. La vieja está en mucha mejor forma física, pero claro, ahí puede haber el trabajo de muchos cirujanos plásticoas, que todos sabemos que son artistas y si no, mírate fotos de Madonna que ahora se la ve más joven que cuando tenía veinte años, eso sí, los pezones los tiene escondidos por el pelo de la cabeza y yo estoy convencido que el chocho es la boca. Volviendo a la película, la historia es un poco triste porque el viejillo sabe que le queda un rato y que no va a hacer otra peli dentro de veinte años, que ese grifo se le va a cerrar. Hay una escena muy divertida cuando les ponen una multa por conducir muy despacio y después les ponen otra multa por conducir muy rápido. En fin, que me lo pasé bien y me gustó.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y cae muerto en el cine en los primeros dos minutos. Sí que es algo para los sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 respuestas a «Los años más bellos de una vida – Les Plus Belles Années D’Une Vie»

Claro, ¿Quién no ha visto “un hombre y una mujer”?
Ese tremendo clásico de siempre a nivel mundial lo conoce todo el mundo, por establecer una medida claro, me extraña profundamente que tu no la hayas visto, en fin, no se puede tener todo en la vida 🙂
Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.