Los vídeos del día que fui de Cebu al Nido

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

Esto de hacer una segunda tanda de anotaciones contando el mismo viaje pero centrándonos en la huella multimedia que fue quedando tiene sus intríngulis y hoy llegamos a uno de ellos. En el capítulo anterior estábamos en Bantayan, en mi primer día, aunque puse también una foto de comida del segundo día y el tercer día fue el que me marché de allí y crucé media isla de Cebu para llegar a su capital. En la parte visual, retomamos el tema el día de Mi primera vez en el aeropuerto del Nido y la primera foto es de mi desayuno, que estaba de antojo:

Panqueques en Cebu

Esa mañana fui al aeropuerto de Mactan-Cebu para viajar desde allí al pequeño y minúsculo aeropuerto del Nido. Lo de los aeropuertos en cada país es distinto, en Asia es además mucho más distinto y en las Filipinas es de locos.

Terminal nacional en la vieja terminal del aeropuerto de Mactan-Cebu

La foto es de la cutre-terminal de salidas del aeropuerto de Mactan-Cebu, el lugar de facturación pero para llegar ahí hay que pasar al menos dos controles de seguridad y en el segundo ya se quedan los acompañantes. Están haciendo una nueva terminal que supongo que estará acabada en dos décadas y mientras tenemos la super-cutre de la imagen. Yo facturaba en el primer grupo de mostradores, en donde se pueden ver cinco personas (creo que había alguno más por detrás) pero trabajar lo que se dice trabajar solo era una.

Bolsa de regalos de la aerolínea boutique AirSwift

Una vez facturabas y pasabas un nuevo control de seguridad, llegabas a la zona SEGURA en donde había una multitud. Cuando ya fui a la puerta de embarque me dieron la bolsa de la foto. La línea aérea que ha puesto esta nueva ruta y que es la dueña del aeropuerto del Nido se consideran especiales, son una línea aérea boutique y para demostrarlo te dan esta bolsa fastuosa con algo de comida, bebida y algún dulce y manices o así. Todo como muy estiloso. Los pobres que iban a otros destinos nos miraban con una envidia que no veas porque a ellos no les daban ni agua.

ATR-42 de AirSwift en el aeprouerto de Mactan-Cebu

El avión era un ATR-42 prácticamente nuevo, todavía olían los asientos pero no a peo, como huelen después de unos años de uso. Este modelo tiene una capacidad que en base al número del modelo se puede adivinar y es como de juguete.

Interior de ATR-42

Y esto es lo que se ve cuando entras al avión con sus doce filas. Si tienes claustrofobia, ahí las pasarás requetequeteque-putas. Como ya veníamos con nuestra bolsa chic no nos daban más papeo en el vuelo, aunque creo que la azafata pasó ofreciendo bebidas.

Islas en las Filipinas

Durante el vuelo pasamos por encima de multitud de islas. En las Filipinas volar es fascinante porque siempre hay islas e islotes y en todos lados hay playas paradisíacas. Mi asiento, como se puede ver en la foto, era cerca del motor. La llegada al aeropuerto del Nido es espectacular, sobre todo al salir del avión y toparme en la puerta de la sala de llegadas con las cuatro pavas que cantan en la lengua local y que por supuesto tengo super-hiper-mega documentado, que no por algo estamos en el mejor blog sin premios en castellano. Como la parte de vídeos la dejo para la cola, decir que después fui a tomar posesión de mi alojamiento y esa tarde aproveché para ir a la playa.

Playa del Nido

En la foto anterior se puede ver una panorámica hecha en la playa. Las faluíllas esas son las de las excursiones, tanto las de gente que va con gafas y tubo como las de buceadores. En el momento en el que hice la foto no había barcos. Dos horas más tarde, el mar está lleno de banda a banda de falúas y hasta el tomar el sol en la playa se convierte en deporte de riesgo.

Peak House en el Nido

Y acabamos con las fotos con la de la fachada de la pensión en la que me quedé, que tenía un bonito jardín y la keli parecía sacada de algún otro país. La familia vivía en la planta baja y en la alta se alquilaban cuatro habitaciones. En el primer vídeo que veremos están empotradas las fotos y además tenemos el estremecedor despegue con el ATR-42 en Cebú, documento épico y dantesco como pocos. Después vemos la isla de Palawan mientras nos acercamos al aeropuerto y el correspondiente aterrizaje en el mismo. Acabamos con un segmento en el que se puede ver mejor la playa del Nido y como hay barcos y el poblacho típico como del oeste gringo. La música para adornarlo todo es la fantástica canción Another Day Of Sun de la película La ciudad de las estrellas – La La Land. El vídeo, si no aparece por debajo del texto, también está aquí:

Y más corto pero más flipante y con el sonido original es este segundo vídeo en el que camino desde el ATR-42 hasta la nueva terminal del aeropuerto del Nido que llevaba abierta poco más de dos semanas y era tan nueva como el avión. En el vídeo se puede ver al comienzo a otro ATR-42 despegando. La canción de bienvenida es muy antigua y en la misma, aunque resulte difícil de creer, cantan que truscoluña no es nación. Cada vez me gustan más las Filipinas, esta gente lo sabe todo. El vídeo está aquí:

Una respuesta a «Los vídeos del día que fui de Cebu al Nido»

  1. Vuelan bastante bajito, o eso parece, pero es genial porque las vistas son preciosas.
    A las chicas se les entiende perfectamente, “Truscoluña no es nación y cobran el tres por ciento de comisión, y si los descubren no les importa ni medio cojón” 🙂
    Salud

Los comentarios están cerrados.