Madagascar: Africa’s Galapagos

Hay un festival de cine en los Países Bajos dedicado integramente a los documentales y desde el año pasado, hacen una pequeña selección de los susodichos y se van estrenando supongo que o antes o después del festival, a un ritmo sosegado, más o menos uno cada dos o tres semanas y los mantienen en cartelera durante ese tiempo, aunque que nadie se emocione hasta las lágrimas, que suele haber dos sesiones por semana, una en el fin de semana y otra durante la semana, para dar la oportunidad a los interesados. El año pasado ya los vi y comenté todos y este año ha comenzado con Madagascar: Africa’s Galapagos, que seguramente si aparece en España, será en LaDos o en las madrugadas.

Unos julays fantasean con universos alternativos petados de chimpún y ratas feísimas.

Básicamente esto es un documental sobre los animales rarísimos que hay en Madagascar, que es la isla más antigua del planeta y posiblemente, del universo conocido. La cosa es que se montaron una historia fantaseando con Charles Darwin, que no pasó por allí, sino que siguió de largo, pero aquí se pasan todo el tiempo hablando de los animales y creando teorías sobre lo que habría pensado y dicho el julay ese del Darwin.

Por lo general disfruto los documentales sobre naturaleza un montón pero en este caso, al meter la historia esa de lo que habría pensado y dicho el Darwin de pasar por allí, consiguieron que en los ratos en los que elucubraban, me aburriera y aunque el documental dura cincuenta minutos, en un momento determinado estuve a punto de quedarme dormido, no por las imágenes, que son fantásticas, por la tediosa historia que contaban y que personalmente no me aportaba nada. Si se hubieran limitado a explicar la evolución de esos animales rarísimos, el documental habría sido muchísimo mejor. Verlo en un cine, con la pantalla gigante, es fantástico, pero si hubiese podido, le habría quitado el sonido a la proyección. Lo mejor que he sacado del documental es que algún día espero visitar Madagascar.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, afróntalo, esto no es lo tuyo y harías bien en ningunearlo. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, seguro que te consideras muy por encima de algo tan zafio y vulgar como un documental sobre naturaleza, así que mejor sigue revolcándote en tu estupidez. Ideal para activar el modo siesta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

4 comentarios

  1. En la película no se metían en el mar, pero es poco probable que sea muy especial. Lo que sucedió en esa isla tan especial tiene que ver con ser una ISLA, los bichos no podían mezclarse con los de afuera, similar a lo que sucedió en las provincias catalanas cuando se mezclaron las ratas con los mongólicos y surgieron los truscolanes, esa sub-especie zafia y despreciable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.