Worth

Con la lista de pelis que tengo pendientes, la que voy a comentar hoy la fui a ver el nueve de septiembre en la filmoteca y trataba sobre los sucesos del 11 de septiembre del 2001, que todos recordamos tan claramente, aunque como suele suceder con frecuencia, yo no tenía ni puta idea del tema de la peli y cuando empezó y capté el concepto, hasta me paré a mirar la fecha en el telefonino por si había elegido justo el día de manera casual. La película se titula Worth y en España se estrenó también la semana que yo fui a verla y con el mismo título porque les dio pereza usar la traducción al español de truscoluña no es nación.

Un julay mercadea con guita y seguros para pagar vidas y vidillas

Un profesor universitario y mediador de profesión es nombrado por el gobierno de gringolandia para determinar las indemnizaciones a pagar a todas las víctimas del once de septiembre. Mientras con su equipo prepara el tema, se encontrará de frente con un montón de gente que se opone a lo que está haciendo y que o quieren más dinero o quieren otras cosas y tendrá que decidir si hace excepciones en algunos casos o si se niega en banda y aquello que se decida, será beneficioso para unos y destruirá la vida de otras familias.

Esto es algo que yo no recuerdo para nada de aquella época pero supongo que fue una cosa más bien comentada en gringolandia y de hecho, nunca pensé que el gobierno le pagara a las familias de las víctimas. La película resulta interesante porque eligen muchos casos problemáticos, como parejas homosexuales no casados, en cuyo caso y dependiendo del estado del que eran en gringolandia la pareja podía cobrar o no, o los inmigrantes ilegales que trabajaban en el lugar y murieron, los bomberos y sus familias o los policías. El principal problema es que aunque la historia es interesante, lo hacen todo demasiado técnico y político y al final eso cansa mucho. El protagonista es Michael Keaton, aunque esta no es una de sus mejores actuaciones y yo habría preferido a algún otro actor con un pelín más de empatía. Lo más interesante son las historias de las familias de las víctimas y como se solucionó todo.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, una película de abogados está totalmente fuera de tu alcance, así que ni te molestes. Tengo que decir que esto es demasiado simple y simplón como para interesar a los sub-intelectuales con GafaPasta. En cierta forma, parece más un telefilm que una peli de cine.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.