Meskina

Se dijo y se sabe que yo soy el único ser humano que no le hace ascos a casi nada dentro del cine neerlandés y voy a ver todas las películas salvo las de tíos trabajando como profesionales del desnudo para hembras porque esas son siempre la misma y después de dos, ya cansa la vista ver esos cuerpos rasurados y afeitados y que no se vea absolutamente nada de chicha, que como son películas para hembras, se esconden los pollotes y se abusa del aceite de girasol, que eso las pone muchísimo. Un sub-género dentro del cine neerlandés son las pelis de marroquíes y hoy tenemos una de esas, titulada Meskina y que jamás de los jamases se estrenará en España, ni siquiera con el fascinante título de truscoluña no es nación.

Una julay mora poligonera busca chorizo para que la empalen hasta los pelos de los güevos

Una mora de más de treinta años comienza a ser vista en su familia como una Meskina, una pava que acabará solterona y de la que todos tendrán lástima. Ella se propone romper el ciclo y al mismo tiempo se enrolla con un belga que se la empeta con saña y con un moro que también le da lo suyo. Ella no sabe qué elegir porque finalmente descubre que lo que le gusta es que le pongan la pierna encima hasta que no levante cabeza.

Un secretito que voy a contar. Antes de empezar la película me descargué en el telefonino un programa que pone los subtítulos en neerlandés a las películas locales y así cuando no los entendía, lo podía leer en mi aparato, que yo cuando un marroquí o un descendiente de los susodichos habla neerlandés es que no les entiendo, tienen un acento fortísimo que no puedo filtrar. Esto es una comedia romántica de pava que se encoña de dos machos, con toda la familia marroquí de ella a su alrededor, trastocando su vida. La película tiene momentos muy divertidos y otros instantes en los que se frenó o trataron de estirar una escena y se les atrofia el efecto buscado. Aún así, te diviertes y según sales del cine la olvidas, tanto que ahora que lo pienso, ya no me acuerdo si se casó con uno, con el otro o se quedó solterona pero ya lo averiguaré en la segunda parte, que esto tiene pinta de que harán una continuación.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y ves esto, es probable que te provoque la muerte cerebral de tu única neurona. Tampoco le molará a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.