Mil quinientos días de constancia en el Duolingo

Puede suceder y ha sucedido que por culpa de las vacaciones de Navidad, período en el que el mejor blog sin premios en castellano navega con el piloto automático y los días posteriores, en los que tenemos la tormenta perfecta de resúmenes anuales de todo tipo, pues resulta que un pelín antes de fin de año cruzamos un hito que muchos creían que jamás llegaría, incluido de Uitverkorene, que si me dicen hace más de cuatro años que yo seguiría usando la misma APP en mi teléfono todos los días de la vida, me parto y me troncho de risa. Pues resulta que si, que ya pasé la barrera de los MIL QUINIENTOS DÍAS de práctica consecutiva de los idiomas habituales, que no los voy a repetir por aquí. Algún día sucederá que esté en algún lugar del planeta en el que no sea posible conectarse a Internet y perderé la marca, pero seguro que no será por mi olvido sino culpa de otros, más que probablemente influenciados por la maldad truscolana que es tan grande en nuestro universo conocido.

Una respuesta a «Mil quinientos días de constancia en el Duolingo»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.