Operación Camarón

Todos sabemos que cuando paso por España siempre intento ir a ver cine español y en un pasado pre-pandemia podemita y truscolana, también veía algunas pelis en la filmoteca en Gran Canaria, pero como la cerraron, eso se acabó, así que las opciones de cine están por allí muy limitadas. El día siguiente de llegar fui a ver una comedia de la que por supuesto no había oído nunca hablar, que es lo mejor de no ver las teles españolas. Se trata de Operación Camarón y supongo que seguirá en cartelera.

Un julay picoleto se mete a quinqui por un laburo que le empetan en el curro y busca chingarse a una pava de por allí.

A un pavo de la meseta peninsular lo enchufa su tía, que es politicastra corrupta, en la poli de Cádiz y lo ponen en el archivo porque mira que es rarito, pero finalmente le acaban endiñando una misión de agente secreto, infiltrándolo como teclista en un grupo de flamenco-tra, que no sé lo que es pero suena lindo. El pavo terminará superando el miedo escénico que tiene desde siempre y acabará haciéndose amigo de los del grupo y buscándole el ángulo a la pava que es la manager del grupo para empetársela, ponerle la pierna encima y que no levante cabeza. O algo así.

Es una comedia. Con música. Tengo que reconocer que llegar a estas pelis sin haber visto el trailer mil veces es una ventaja, ya que seguro que en el mentado ya ponen las mejores escenas y cuando ves la peli se te antoja corta, que no fue el caso para mí. El protagonista tiene una cara de panoli que no veas y eso lo hace totalmente creíble. Hay un montón de situaciones en las que te tronchas, sobre todo con los encontronazos idiomáticos, que el chamo no habla la lengua gaditana, que es muy pero que muy especial. La película se va transformando de comedia en una de polis y acción, al final, aunque yo particularmente prefiero la parte cómica, que está muchísimo más lograda. Se trataba de pasar un buen rato en el cine y eso lo consiguieron sobradamente. Dura noventa minutos y se nota que la duración fue ajustada para evitar estirar el chicle y tener escenas que no aportan nada pero estiran los minutos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto puede tener un pase para tí. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, definitivamente no es lo tuyo.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.