Playa de Chaweng en marea baja

Mirando hacia el otro lado de la playa Chaweng en marea baja vemos un par de barquillos que se han quedado sobre la arena. La playa es larguísima y absolutamente fabulosa. Koh Samui recibe muchos famosetes que van allí de vacaciones y hay varios complejos de puro-lujo-merillein. Recuerdo que en la época en la que yo estuve por allí, pasó también Hermione Gringer, que creo que estaba a punto de graduarse o se acababa de graduar en Hogwarts y era más poderosa que la bruja Avería. No hay fotos pero el aeropuerto es privado y es fastuoso, con trenecitos para recoger a los pasajeros de los aviones y para llevarlos a los susodichos. Por razones obvias, las aerolíneas de ultra-hiper-mega-bajo costo no pueden usarlo.

Publicada el
Categorizado como Koh Samui

Por sulaco

Maximus Julayus

9 comentarios

  1. Hablando de famosos, supongo que te presentarías como «EL ELEGIDO » el mas famoso entre los famosos ¿No? 🙂
    Salud

  2. Pues en la foto muy bonita no parece, normalilla tirando a gris, será la marea.

  3. Genín, el Elegido no es famoso, por eso es Elegido.

    Virtuditas, a mí también me pareció que he estado en playas muchísimo mejores, pero por alguna razón esta isla tiene mucha fama. Lo que sí es cierto es que hay abundancia de yatazos y los ricachones se pasean por la zona en los susodichos, con lo que muchos de ellos no pisarán la playa. También hay varios hoteles espectaculares y un ricachón no se va a una isla Filipina a pelearse con hormigas piconas del tamaño de guisantes y cucarachas volonas más grandes que aguiluchos.

  4. Uy que pintaza! (modo ironía on), hormigas piconas y cucarachas gigantes… ahora dime que hay ratas y mosquitos y vaya, que no piso Tailandia en mi vida!

  5. Por eso los ricos van a Samui, porque está más occidentalizado. En el Nido, en las Filipinas, en un restaurante en la playa, todavía recuerdo una rata como un gato de grande pasando por encima de las mesas, por el techo, de lado a lado del restaurante. Y en Bali, en la puerta del Hard Rock hotel, una rata gigantesca y todo el mundo corriendo huyendo y el joputa del portero del hotel, cerró la puerta impidiendo que la gente entrara. En Vietnam, en la capital, recuerdo pasar por el mercado dos horas después de que cerró y en el lugar en el que vendían los mariscos, una marabunta de ratas comiendo ….

  6. Lo raro es que en esos Paises que comen toda clase de bichos exóticos, insectos, perros, gatos y demás, no se coman esas ratas lechonas, o a lo mejor si que lo hacen y las albóndigas que sirven a los turistas son de ratas gigantes… 🙂
    Salud

  7. Venía de leer lo del bocata de calamares y me estaba entrando hambre… ya se me sacó por completo. Gracias. Ascazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.