¿Por qué lo llamarán así?


Estando en España, he flipado con la desinformación que reparte la prensa española y que es fagocitada por todos en lo relativo a lo que ha sucedido en los Países Bajos este fin de semana. Todo el mundo clama y afirma que allí se ha decretado un confinamiento super-híper-mega estricto cuando en realidad no hay confinamiento alguno en el país y cada ciudadano que así lo desee, puede salir a la calle cuando le sale de la pipa del coño o de la raíz de los mondongos y estar en la calle tanto como quiera y moverse por el país con total libertad e incluso ir al aeropuerto y marcharse a otro país si así lo desea.

Lo que en realidad ha sucedido allí es que el gobierno ha ordenado el CIERRE de toda la hostelería, todos los cines, teatros y gimnasios y de todas las tiendas, salvo por supermercados y droguerías u otras tiendas de comida. No hay encierro alguno, lo que se busca es limitar las concentraciones de julays, pero quien quiera comprar, puede ir a la página güé de la tienda, que a estas alturas todas la tienen, comprar por allí y pasarse a recoger su compra en la tienda, igual que puede pedir comida de su restaurante favorito y pasar a recogerla o que se la lleven a su casa, es decir, del apocalíptico confinamiento del que hablan y me hablan todos, vamos a un cierre comercial sin confinamiento alguno.

La razón para hacerlo no tiene ni siquiera nada que ver con la cantidad de infecciones actual, que lleva un montón de días descendiendo. Se ha hecho para prevenir la nueva ola con la nueva variante, con la que han calculado que podría haber miles de personas con necesidad de cuidados intensivos mientras que solo hay mil doscientas camas disponibles en el país y de esas, ya hay setecientas ocupadas. Se hizo porque todos los expertos se lo pidieron al gobierno, para permitir que se acelere la patética vacunación de refuerzo, que ha sido la más lenta de Europa y que cuando dentro de un mes se vuelva a abrir todo, prácticamente todo el mundo haya recibido su vacuna de refuerzo. Para eso se hizo. Aquí, en las Canarias, mientras tanto, la gente está en las calles, en restaurantes petados, con fiestas navideñas y de esas fiestas vendrá la sexta o la quinta o la séptima ola, que no llevo la cuenta de las de aquí, y será peor que todas las anteriores porque no se está haciendo nada por detenerla. Hoy mismito en un restaurante cercano a la playa de las Canteras, contaba casi sesenta julays en su terraza cubierta, en mesas de ocho y diez personas, cuando la norma local habla de mesas separadas y con una distancia mínima de dos metros entre comensales de distintos grupos y en la realidad que yo vi, la separación entre mesas era de medio metro. Tampoco se respetaba el aforo, que ha bajado al 70 por ciento del permitido y allí tenían seguramente el ciento noventa del permitido. Para rematarlo, yo conozco al dueño de ese restaurante y una de las olas anteriores ya pilló el virus truscolán y podemita y estuvo en Cuidados Intensivos, con lo que debería saber que la enfermedad es verdadera y sin embargo va a por lo fácil, a por el dinero y los besugos que estaban sentados comiendo allí, son los cerdos que entran felices al matadero y entre los de hoy, vi a la hermana del dueño, que es amiga mía y que ya he informado a otro amigo común que tenemos que NI DE COÑA quedaremos con ella, que es un activo tóxico y nos puede contagiar porque diga lo que diga, yo la he visto en un lugar en el que no se respetaba ni el aforo ni la distancia y hasta se fumaba con alegría.

Así que esto es lo que hay, se habla de lo terrible que es el cierre de los comercios en los Países Bajos para impedir que se expanda el virus y ayudar al sistema sanitario y no se habla de que el sistema sanitario español está a un puñado de días del colapso provocado por los propios españoles. Aquí si que habrá confinamiento y este me pillará pero que seguro.

,

Una respuesta a “¿Por qué lo llamarán así?”

  1. Si, está claro que se está abusando demasiado y que aquí se va a formar un peo de mucho cuidado 🙁
    Cuídate mucho
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.