Categorías
Cine

Primal

A veces lo del pre-estreno sorpresa es masoquismo, pero todos, que siempre somos los mismos, vamos allí porque de cuando en cuando hay una película fabulosa y fantástica, pero tengo claro que desde que vi el poster de la de hoy, mi única esperanza es que fuera de esas que son tan malas que te lo pasas bomba, porque sin haber visto nunca jamás en mi corta vida el trailer, yo ya no esperaba nada bueno de una película con un cartel así. La peli se titula Primal, que por increíble que parezca, no es la tienda esa de ropa barata para pobres que tan popular es en ciertas barriadas y parece que jamás se estrenará en España, ni siguiera en Vecindario, capital de Mordor y lugar en el que seguro que gusta.

Un julay avejentado se coge un berrinche que no veas en una chalana

Un pollardón es cazador de bestias raras que revende a zoológicos o a quien sea, que es como las putas y lo hace por dinero. El tipo es deleznable y consigue capturar un leopardo blanco o algo así y se lo lleva ilegalmente, junto con otros bichos, en un barco que va de Brasil a México. En el mismo barco los gringos llevan a un preso chiflado que se escapa, suelta el leopardo y las otras bestias y allí se monta un pitote.

Es malísima. Ya de entrada en el primer plano de Nicholas Cage te quedas muerto con el pedazo de tinte de pelo que usa, que tiene la cabeza de un negro de agujero de esos del espacio y el pecho es blanco, que este chamo es probablemente más viejo que Virtuditas. Después tenemos al que escribió el guión, que obviamente es retardado y pone chorradas que dan vergüenza ajena cuando las oyes y en todo momento, la cámara se mueve como si fuera un telefilm, que imagino que es lo que querían hacer, algo para la tele o los videoclubs solo que nadie les ha informado que esos ya cerraron. El resultado es una historia patética, un director infame y una película que es una puta mierda del copón, morralla de la mala tirando a peor, es bazofia truscolana a granel y supongo que se hizo porque Nicholas Cage necesitaba el cheque para pagarse sus vicios ya que sin su nombre, este proyecto cae por su propio peso. Cuando llegamos al final, que es hiper-mega-patético, hubo una competición en el cine para ver quien corría más para salir del mismo. Dura noventa y siete minutos y seguramente le sobran todos.

No se la deseo ni a mis enemigos y definitivamente, no es ni para los miembros del Clan de los Orcos ni para los sub-intelectuales con GafaPasta. Puede provocar un corte de digestión si la intentas combinar con una siesta de domingo por la tarde.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Primal»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.