Rama III y el Loha Prasat


Por la derecha al fondo podemos ver el espectacular Loha Prasat con sus espiras y torres, al centro un templo que seguramente pertenece al Wat Ratchanatdaram y a la izquierda la estatua del rey Rama III (palito-palito-palito), gracias al cual se construyeron muchísimos de estos templos y que está en el podio de reyes tailandeses más populares. El lugar se ve muy espectacular, muy bien cuidado, pero lo que llama la atención es la ausencia de julays, que con los calores brutales que hay por allí y una humedad cercana al cien mil por ciento, pasan un kilo de garbear por la calle en pleno sol. En donde está la estatua es un parque en el que parece que no se les ocurrió poner bancos para los visitantes, aunque igual lo hacen adrede para evitar que la gente se apoltrone.


2 respuestas a “Rama III y el Loha Prasat”

  1. O sea, que las pasaste canutas y calenturientas para sacar la foto sin nadie por la zona…
    Salud

  2. Hoy he visto en las noticias que un templo se ha quedado sin monjes porque todos daban positivo en drogas, y salía el buda gigante de «oro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.