Rio, Eu Te Amo

Hace la tira de años, allá por marzo del 2007, comentaba en éste el mejor blog sin premios en castellano la película Paris, je t’aime, la cual básicamente me pareció sosa y aburrida. Un par de años más tarde hicieron otro experimento con Nueva York y aunque lo voy a ver todo, el recuerdo era tan intenso que esa me la salté y opté por ver cine malo de terror, que con ese al menos tengo la esperanza de que funcione. Parece que el que cuida la vaca pensó que le podía sacar más leche y se les ocurrió llevar la historia a Rio de Janeiro y como estoy aprendiendo portugués y me venía bien para practicar, aproveché y fui a ver Rio, Eu Te Amo, la cual en Holanda se estrenó con el título de Rio, I Love You y que por suerte para los españoles, no se va a estrenar en ese país, ni siquiera con el título de truscoluña no es nación.

Un montón de comemieldas julays maman del frasco de Carrasco

Cuando la película comienza, lo que te queda clarísimo es que aquí un espabilado consiguió que una ingente cantidad de acarajotados en cargos públicos brasileños diera dinero para producir una película. El tema, supuestas historias de amor, diez o once de ellas, rodadas en diferentes barrios de la ciudad y en muchos casos, con extranjeros que se ganaron unas vacaciones pagadas allí sin aportar mucho.

Si alguna vez quisiste comprobar lo que se puede sentir cuando te exponen al tedio y la mediocridad casi absolutos, lo único que tienes que hacer es ir a ver esta película. Al ser once historias y durar ciento diez minutos incluyendo los títulos de crédito, cada director tiene unos ocho o nueve minutos para desarrollar su concepto. Salvo uno, los demás fallaron miserablemente. Los actores estaban allí por la juerga, las vacaciones y el dinero fácil y a ninguno le interesa lo más mínimo hacer algo decente. La ciudad ni siquiera encandila ya que eligieron rincones mediocres, obscuros y peligrosos y el resultado es más bien que hay cientos de lugares mejores en el mundo y Rio de Janeiro es uno a evitar a toda costa. Los segmentos en portugués son tan patéticos como los rodados en inglés. No hay una línea que nos lleve de uno a otro así que saltamos cruelmente cada poco tiempo. Con mierdas de guiones, con una estructura narrativa mierdosa y con unos directores ahogados en su propia mierda y en la ajena, la película es una mierda en un bonito envoltorio que no puede ocultar el olor a mierda y que al abrirlo nos descubre … mierda.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y lo matas ipso facto. Si obligas a un sub-intelectual de GafaPasta a padecer esta cosa, se arrancará los ojos del disgusto.

01/10
Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.