ROXX RX1, bicicleta plegable

La última vez que estuve en Amsterdam, estaba en la puerta del cine Pathé City a puntito de entrar cuando miro hacia el otro lado de la calle y veo una bicicleta chichona total, vamos, lo que siempre he pensado que compraría un jinameño. Apresuradamente crucé la calle y mientras los dos turistas y medio que había por allí hacían fotos en Leidseplein, yo le hice una foto a esta ROXX RX1. Después, buscando información en Internet, descubrí que es una bicicleta plegable de una micro-nano empresa de Amsterdam, que venden básicamente en esa ciudad, que la bicicleta tiene las ruedas más chichonas del universo conocido, parecen ruedas gigantescas para una bici. También descubrí que esta cosa es pesada, pero pesada, P-E-S-A-D-A, treinta kilos, que no se si incluyen los tres mil cuatrocientos gramos de la batería, que si no los incluye, nos ponemos casi en los treinta y cuatro kilos de una bici que supuestamente vas a meter en el tren, que tendrás que apuntarte a un gimnasio a levantar bidones para desarrollar los músculos que te permitan subir y bajar del tren y por las escaleras de la estación un trasto de treinta y pico kilos de peso. Es eléctrica y puede alcanzar velocidades de hasta cuarenta y cinco kilómetros por hora, con lo que creo que es del segundo tipo de bicicletas eléctricas que requieren casco y hasta que las registren en el ayuntamiento. Como la empresa es de la capital, si se te rompe en la zona te la arreglan, si vives en la periferia, pues que algún Dios te coja confesado. La bicicleta, sin extras, cuesta la módica cantidad de mil quinientos noventa y nueve leuros. Particularmente, la veo poco práctica porque con ese peso es básicamente imposible llevarla contigo cuando vas en transporte público, me pareció bastante cara y definitivamente, el diseño jinameño no va conmigo. Eso sí, ten claro que cuando vayas con esto a cualquier lado, vas a llamar la atención más que una penca podemita en un escrache.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Yo nunca la compraría, pero el diseño me gusta (No se que es eso de jinameño) es bonito a la vista, pero con las características que dices, la veo muy poco práctica…
    Salud

  2. Genín, los jinameños son los habitantes naturales de Jinamar, una barriada entre el municipio de las Palmas de Gran Canaria y el de Telde, en el que puedes entrar, pero jamás volverás a salir y tú familia no sabrá más nada de ti.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.