Sin idea de cuando sucederá

Una de las trolas más grandes que nos han metido los políticos europe(d)os es la de la eliminación del cambio de hora, ese ejercicio antinatural y aleatorio de mover la hora y ajustarla sesenta minutos hacia delante o atrás según le salió a alguno del piporro. Hace unos años como que se pusieron todos a decir que lo iban a hacer, metieron prisa, gritaron, chuparon minutos de televisión y al final todo aquello quedó en nada y yo ya no lo tengo claro pero creo que la razón del retraso era la de dar tiempo a las aerolíneas para que rehicieran sus programaciones aéreas, algo que al parecer es imposible si la hora no cambia entre verano e invierno. En el 2021 tenemos que prácticamente no hay vuelos, que la mayoría de las aerolíneas están mantenidas por los diferentes estados de la Unión Europea y este es el año en el que aquellos que querían quedarse con el horario de verano harían su último cambio de hora este mes y aquellos que prefieran el horario de invierno, lo harían en octubre. De entrada, lo que habría que hacer es poner a cada país en su zona horaria adecuada, con la península en la hora de Portugal, las Canarias una hora antes que Portugal e incluso Francia en la hora de Portugal y lo mismo por el lado este de la Unión. Aquí en los Países Bajos, nunca llegó a haber consenso sobre el horario de invierno o el de verano. El primero es el más natural, pero después te salen los que dicen que con el de verano tenemos sol hasta las diez y media de la noche y podemos estar en la calle más tiempo. A esos, que conozco a dos o tres, les suelo echar unas miradas que funden el hielo porque el sol ni sale antes ni se pone después, es un efecto cosmético, estarías disfrutando del día exactamente las mismas horas. Yo soy partidario del horario de invierno porque el otro, ese que te regala la hora en verano, hace que unos meses más tarde no salga el sol hasta las diez de la mañana y eso no mola nada, es deprimente tanta oscuridad por la mañana. Una de las cosas que más me gusta de los países del sudeste de Asia, de las Filipinas, Indonesia, Malasia, Tailandia y los que están en ese barrio, es que por allí no hay una diferencia excesiva entre el día y la noche, ambos duran unas doce horas, el día comienza a las seis y la noche comienza a las seis, no hay que ajustar la hora y por sorprendente y alucinante que parezca, la gente se ha acostumbrado a vivir con esas limitaciones y no tiene problema alguno. Si eso, que la vida comienza mucho antes y se regresa a casa mucho antes también.

En doce días tenemos elecciones al parlamento y se me ocurrió hacer como siempre la guía de votación (stemwijzer), esa coña en la que les hacen treinta preguntas sobre el programa a todos los partidos y ellos dan su respuesta, después tú la haces y en base a tus respuestas te dicen cual de los partidos se aproxima más a lo que tú quieres y en ella comprobé que no hay ninguna pregunta sobre el cambio de hora, que para mí es lo más importante. En base a mis respuestas y a tres categorías que yo marqué como más importantes para mí, resulta que me sale que esta vez debería votar a un partido en el que su lider es una hembra que me cae fatal, con lo que será que no. El segundo tampoco me convence y el tercero son los democrata-cristianos, algo que todavía me tiene flipando porque en el cuestionario de las elecciones anteriores, me salió el partido socialista y en las elecciones al ayuntamiento me salió la derechona, en las elecciones al parlamento europeo me salió el centro, con lo que mi voto parece que al igual que una veleta, sigue los vientos de las promesas incumplidas, porque recuerdo que los socialistas dijeron que quitarían el sistema sanitario privado que tenemos y al final, aquí no pasó nada. En los Páises Bajos, hay cienes y cienes de compañías que en realidad solo existen en el papel y tu seguro médico depende de ellas pero al final, al fondo, están los mismos hospitales, los mismos médicos y la misma sanidad, solo cambia que, dependiendo de a quién le pagas y lo que pagas, puedas elegir o te manden a un hospital que está a ochenta kilómetros de tu casa por haber querido ahorrarte cinco leuros al mes. Por eso estoy a favor de suprimir todo ese sistema burocrático montado sobre algo tan importante como la salud y que volvamos a la sanidad nacional, todos pagando la misma cuota mensual al estado y el que no es de los Países Bajos o no es un ciudadano europeo, pues a ese, se le cobra y si no lo puede pagar, se le mete en un avión y se le envía de vuelta a su país para que lo cuiden ellos, que es algo similar a lo que sucede ahora mismo pero con mil millones de compañías. Yo en los últimos tres años he sido fiel a la aseguradora que tengo porque son de las pocas que te permiten tener una farmacia física, que hay algunos seguros en los que tu médico te prescribe una medicina y tienes que esperar a que te la manden a tu casa desde alguna farmacia por Internet y eso, para mí, es una línea que no quiero cruzar.

En fin, que dentro de cuatro domingos volveremos a vivir la aberración del cambio de hora para ajustarlo al verano.

Por sulaco

Maximus Julayus

6 comentarios

  1. Hombre! Coincido contigo, yo me quedaría con el horario actual pero para qué decidir una cosa si esta puede servir de excusa para más, y más y más reuniones y su correspondientes dispendios por parte de estos políticos que no han pegado un palo al agua en su p*** vida. Chaval vota a los liberales porque supongo que allí habrá algún partido de ideas liberales ¿no? Aquí en Hispania nunca ha habido un partido liberal y en el momento que ha habido uno que ha cogido esa bandera le da por escorarse a la derecha y ahora está a punto de desaparecer.

  2. en Holanda todos los partidos dicen que harán algo y después no lo hacen y en las siguientes elecciones, se les castiga. Yo elijo el partido en base a aquello que más quiero y me da igual si es de derecha (he votado), de ultra-derecha (he votado), de centro (he votado), de izquierda (he votado) o de ultra-inzquierda (a estos nunca les he votado pero si que me gustaría botarlos). En este caso, para mí el volver a tener un sistema de sanidad nacional es más importante que pagar un impuesto de autopistas en base a los kilómetros recorridos en lugar de la tasa fija que pagan todos los culocochistas.
    A los que no votaré será a unos cristianos de derechas que están pidiendo reducir el paro de dos años a uno para que la gente haga más esfuerzo buscando trabajo. Nosotros los paraos también tenemos derechos.

  3. No pienso opinar de política, sí sobre el cambio de hora… tus argumentos me gustan, me convencen, respecto al horario de invierno, eso sí, ya casi me da igual, pero que dejen de tocar las narices con la hora.
    Con lo que estoy TOTALMENTE de acuerdo es con que organicen las líneas horarias. Galicia debería tener el horario de Portugal, vamos a contraluz!!

  4. Para no excitarme, perjudicando así mi salud, mejor no te digo lo que pienso de los chupócteros politicastros, sean del color que sean.
    En cuanto al horario, a mi me la suda por tiempos, como bien dices, el sol sale a su hora y yo me pongo los horarios que me sale de los mondongos, alguna ventaja tendremos que tener los jubilatas, aunque los parados estáis en la misma linea, solo que es temporal, eso espero… 🙂
    Salud

  5. Genín, YO NUNCA miraría en la punta de abajo a la izquierda para saber lo que YO NUNCA le diría a mi YO en el futuro. Y después, a esperar hasta dentro de dos lunes.

  6. Por supuesto que los parados tenemos derechos, aunque técnicamente no soy un parado porque estoy en un ERTE, pero eso sí, consumo paro. Y como todo el mundo sabe un ERTE acaba en ERE y concurso de acreedores. Pero esa es otra historia. Aquí la historia importante es cómo suscribirse al contenido exclusivo porque YO NUNCA me suscribí a un canal donde en el último episodio tuve un deja vu con la historia de dos pavas que precisamente estuvo documentado con afotos en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.