Sounds of the South


A principios de abril, durante un fin de semana, pusieron seis documentales en el cine, todos relacionados con la naturaleza como parte del Nature on Tour. Por supuesto, un evento así yo no me lo pierdo ni jarto de colonia Nenuco y por la forma en la que los programaron, fui a ver tres el sábado y tres el domingo, así que este fin de semana cubrirá todos los que vi el sábado y el primero del domingo. Comenzamos con Sounds of the South, el cual es poco probable que lo podáis ver en cines pero igual algún día lo ponen en La2 o en donde sea que ponen los documentales en España. De traducir el título, sería truscoluña no es nación.

Un julay se pira a las antípodas a ver pajarracos y pajarones y hasta en algunas ocasiones, chimpún pajaril.

Un músico neerlandés conocido en su barriada periférica y llamado Ruben Hein, se va en febrero del 2020 a las antípodas argentinas y desde allí se embarca en un crucero de tres semanas por las islas Malvinas, Islas Georgias del Sur y la península antártica para jartarse a ver pájaros y pajarracos y al mismo tiempo, encontrar inspiración para su siguiente álbum o algo así.

A través de las polladas del músico, que por suerte no nos tortura y nos obliga a escuchar su música, vamos desde Ámsterdam a Ushuaia y desde allí en un barco, vamos recorriendo la zona más al sur del planeta, viendo pingüinos, albatros, ballenas, focas y toda la fauna local en un viaje alucinante y fascinante que te pone los dientes como colmillos de la envidia, que ese es uno de los viajes que a mí me gustaría hacer, las tres semanas en la zona viendo un mundo que no tiene nada de similar con el mío. El documental prácticamente no tiene un instante que no sea fabuloso y está muy bien narrado, incluyendo las polladas del músico y su filosofía de paquete de rollos de papel higiénico. Por las fechas y porque no cuentan nada, esto fue justo antes del encierro mundial y al parecer el chamo llegó a los Países Bajos un día antes de que se cerrara el espacio aéreo europeo y del mundo mundial, con lo que es poco probable que gane la lotería porque ya debe haber gastado toda su suerte para esta vida. Al parecer, al chamo le inculcó el pajarerismo su madre, que se lo llevaba los fines de semana a las explanadas neerlandesas para ver aves.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y le da un jamacullo en el primer minuto. Tampoco creo que mole a los sub-intelectuales con GafaPasta que no son de documentales.


Una respuesta a “Sounds of the South”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.