Stricker Smart Lipo bici de mano

Hoy tenemos una rareza y una que me ha hecho dudar al menos sesenta y un milisegundos, si debería archivarla como Bicicleta o como curiosidad o algo así, pero al final, creo que se puede considerar una bicicleta. Me he tropezado este artilugio en la puerta del multicines varias veces y esta es la segunda vez que lo fotografío y por suerte en esta ocasión se podía ver el nombre y pude investigar, porque por más que lo miraba, yo solo veo UNA RUEDA, y todos sabemos que las bicis de una rueda existen y son relativamente populares en los Países Bajos, pero esta, en el lugar en el que debería tener el sillín, no aparece. Al final resultó que esta bici de mano, que es como la denominan, se acopla a una silla de ruedas y permite a esa persona propulsarse a velocidades superiores y por distancias más largas. La marca que la fábrica tiene varios modelos y en este caso, es una eléctrica, pero solo como soporte al pedaleo, similar al de las bicis eléctricas en los Países Bajos que no tienen un modo para funcionar como motocicletas, siempre hay que pedalear y el motor te ayuda cuando lo haces. Con esta Stricker Smart Lipo y su batería eléctrica plenamente cargada, el usuario tiene una autonomía de unos cincuenta kilómetros de pedaleo asistido. Tiene ocho velocidades, freno y las burras que permiten dejarla fuera del cine. El precio es algo saladillo, alrededor de cinco mil quinientos leuros en la versión más básica, ya que se le pueden añadir varios extras como una segunda batería para incrementar el radio. Toda una curiosidad para añadir a la colección.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

4 comentarios

  1. Casi me parto el cuello tratando de ver como coño se posicionaba el conductor, y solo lo entendí cuando leí tu explicación 🙂
    Salud

  2. He tenido que ampliar la imagen y la verdad sigo sin ver como coño se coloca eso que tú llamas bici…

  3. Virtuditas, tómate el MEMORIÓN que estás comentando en fin de semana y se te debe haber olvidado. Fíjate en la parte inferior, hay dos agarres para conectar la rueda motorizada a la silla de ruedas. El volante es a la vez los pedales y los frenos. Convierte una silla de ruedas en una bicicleta (o algo parecido).

  4. Lo tenía clarísimo (que era fin de semana), ya sé que es raro, pero es que me conecté desde un dispositivo que hacía eones que no se encendía, y me salió distorsiones de primerita, así que aproveché.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.