Godzilla vs Kong

Al parecer la película que voy a comentar hoy forma parte de algo que se conoce como MonsterVerse, una especie de universo de monstruos o algo así centrado en el mono Kong y el lagarto Godzilla. Al parecer, de nuevo, yo he visto las tres primeras películas, sin quedar impresionado y tenemos que Godzilla consiguió un bien, Kong: La Isla Calavera – Kong: Skull Island se conformó con un aprobado raspado y Godzilla: Rey de los monstruos – Godzilla: King of the Monsters tuvo un clarísimo muy deficiente. Debo ser el único que no está interesado en estas dos malas bestias porque han vuelto a hacer una peli de confrontación entre ambas y que ahora se titula Godzilla vs. Kong y en España dicen que se estrenó en marzo, aunque no sé si fue por la tele o en los cines o en ambos lugares.

Una julay obsesionada con un lagarto está empeñada en que se la empete un mono dopadísimo pa’l coño

Sucede que al mono Kong lo tienen encerrado en una especie de cárcel que simula una isla y como que se está dando cuenta y tratando de destruir la cárcel. En eso que los malos malísimos quieren ir al centro de la Tierra para encontrar truscoluña, que no es nación, o la tierra de donde vienen estas y otras bestias. Para eso necesitan el mono dopado pero cuando el lagarto gigante se entera, se emputa que no veas y los ataca y la cosa acaba muy malamente, o algo así.

Tiene muchísimo mérito que los guionistas logren escribir más de tres páginas de guion para una película que solo se hace para tener dos o tres escenas de luchas brutales con las dos bestias anteriores y con una nueva bestia informática y otras nuevas bestias. Todo lo envuelven en la magia de este monsterverse, que es una pura caca. Una lástima que Alexander Skarsgård se preste a aparecer en algo así pero supongo que el hombre también tiene dinero a un cheque para pagarse sus vicios y sus putitas (me pregunto si esto se puede escribir ahora que estamos en pleno virus de la cancelación de todo lo conocido y por conocer y más si lo escribe alguien que es fans incondicional de Woody Allen ….). A su lado hay un montón de actores y actrices que aprendieron a actuar en cursos por correspondencia y seguramente se les olvidó antes de llegar a los estudios y por supuesto, millones y millones y millones de leuros tirados en efectos especiales, que ni viéndolos en una pantalla de cine gigantesca acabaron por impresionarme, ni con el Dolby Digital ni con todo lo demás. La película pretende mucho pero no consigue nada y como lo de pelearse entre esas dos bestias está ya muy visto y es hasta cansino, acaban por aliarse para combatir la nueva bestia, la robótica o algo así. Esto no se puede de ninguna manera tomar en serio, es cine de cotufas y balde de refresco y de ser posible, es hasta deseable el dejar en casa el cerebro para que no sufra daño alguno. Por más millones que se gasten en efectos especiales, el resultado es aburrido y repetitivo y le sobró perfectamente cuarenta minutos de metraje y algunos personajes que mejor los habrían quitado, incluyendo la gilipollas de la niña que quiere que el mono Kong le meta un dedito por los bajos para darse un gustirrinín que no veas.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto seguro que te mola, aunque en esta saga no ponen tías con tetas como barreños para que se te ponga morcillona y babees, pero vamos, que igual le puedes meter mano a tu hembra en el cine para compensar esas carencias. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, a ti no se te permite ni tener un pensamiento en el que te plantees querer ir a ver este tostón.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Ayer me tocó día de compras, coñazo de centro comercial, bueno, ya os haceis una idea… el caso es que me entró mono de cine, pero se me sacó enseguida en cuanto vi la cartelera, de puñetera pena!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.