Suite francesa – Suite Francaise

Jolín con la racha de dramotes que llevo. Es que parece que estoy en un bucle infinito en el que todas las películas que voy a ver se mueven en ese universo. A ver cuando llegan las comedias románticas y las películas de cachondeo porque uno ya empieza a estar agotado de tanta movida chunga y putadas de la vida. La de hoy es una película ambientada en Francia durante la Segunda Guerra Mundial aunque se ha rodado en inglés, algo extraño pero que en mi caso fue una bendición. Para rizar más el rizo, a los franceses hablando inglés les dieron acento de francés. Se trata de Suite Française y en España se estrena la semana que viene con el título de Suite francesa.

Una julay se encoña de un nazi

Una francesa casada y cuyo marido está en el frente luchando se enamora del oficial alemán que les meten en la casa y con el que les obligan a vivir. Aunque lo quiere odiar una jartá, resulta que el hombre es sensible y amoroso y le pone los pezones como piedras de hielo. Aunque ella se quiere resistir, es que no puede, es que va como cabra al monte y ni su suegra la podrá detener.

Todavía no me puedo creer que Kristin Scott Thomas esté haciendo papeles de señora ya mayor. Pero si hasta hace tres lunas era una de las chochas del marte. Regresando a la película, la historia es una especie de drama romántico en el que la guerra y el odio entre enemigos son incapaces de contener la pasión que sienten dos personas. Michelle Williams está fantástica y como siempre, rebosa erotismo por todos lados. Esa mujer es lasciva por antonomasia. El hombre del que se enamora es Matthias Schoenaerts, actor que no recuerdo de películas anteriores pero que no lo hace mal. El problema es que tenemos unas cuantas tramas secundarias que son algo flojas y que lastran a la historia principal. Además, la película repite demasiadas escenas, es como si no hubiese demasiado en el guión y para llegar a la duración adecuada optaron por estirar el chicle al máximo. La historia, aunque bonita, no acaba de cuajar y se queda en pasable.

Ni de coña esto lo toleran los miembros del Clan de los Orcos. Es demasiado sofisticado para ellos. Tampoco consigue la calidad que esperan los sub-intelectuales de GafaPasta con lo que termina a medio camino de ambos mundos. Aunque no es mala, tampoco puedo decir que sea un peliculón y se puede ver perfectamente cuando la den por la tele o la tengas en la micro-pantalla del asiento de un avión en un vuelo transatlántico.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.