Sundown


La sequía de estrenos de cine que estamos viviendo es brutal, todo por culpa de la pandemia podemita y truscolana, que ahora es cuando se percibe que hubo un montón de meses en los que no se hacían pelis y una vez se acabaron las que tenían en reserva, nos toca pasar estos meses lo mejor que podamos y supongo que por eso, en el cine pusieron la película que voy a comentar hoy, aunque como que la estrenaron solo en una sesión, solo dos días y después la archivaron, con lo que hasta los del cine asumían que esto no tiene demasiado atractivo para el público y tenían razón, que en la sala éramos cuatro gatos, quizás cinco y seguramente yo era el único que hablaba español. La película se titula Sundown y hasta estuvo en la cartelera española en mayo de este año y con el mismo título.

Un julay de vacaciones mejicanas pasa de volver y se queda allí chingándose una pelleja.

Esto es como muy raro. Tenemos una familia, con dos adolescentes, que están de vacaciones en México. De repente se enteran que ha habido una muerte en la familia y corren al aeropuerto pero el chamo miente y dice que se le perdió el pasaporte y se queda atrás, se cambia a un hotelucho al lado de la playa en un sitio más bien pobre y se dedica a ir a la playa, beber, comer y se encoña de una pava que trabaja en una tienda y a la que se la empeta. Más tarde averiguamos que los que se fueron no eran sus hijos y esposa, sino su hermana y sus hijos y que él no quiere volver a Brexitlandia. A partir de ahí, poco a poco, iremos averiguando más cosas de la vida del pavo y nada es como suponíamos.

El problema fundamental de esta película es que juegan a darte información para que te formes una opinión y después te demuestran que estás equivocado por creer lo que ellos te dijeron. Eso funciona cuando lo haces una vez en una peli, pero no cuando repites la treta una y otra vez en una peli que solo tiene ochenta y dos minutos y se hace larga. Lo mejor es oír a la gente hablar en español y lo peor es aguantar a la inaguantable hermana del pavo y al pavo, que parecía que se le cayó de cabeza a la matrona al nacer y se quedó ya acarajotao de por vida. La película acumula malos rollos según pasan los minutos y llegamos a un punto en el que es casi imposible que pase nada más porque se acorralan ellos mismos con su trama.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y te exponen a esto, saldrás por patas y gritando del cine y no mirarás atrás mientras huyes. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, hasta un pedante tiene sus límites y esto carece de calidad. Floja y mal hecha.


Una respuesta a “Sundown”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.