Superagente Makey

Seguimos con el cine español y hoy llegamos a otra de esas comedias veraniegas que han tenido la mala suerte de ser estrenadas en el peor verano cinematográfico de la historia del cine, ya que tal y como está la cosa, la gente no está por ir a los cines y menos cuando se tienen que poner una máscara para ver la película. El chamo de la izquierda me sonaba conocido de una serie televisiva. En la sala éramos cuatro personas, con. lo que era mu fácil mantener la distancia entre todos y por supuesto, estábamos enmascarados. Se trata de Superagente Makey y está en los cines ahorita mismo.

Un julay acarajotao se baja al sur y monta unos pitotes que no veas con los rusos y la madre que los parió.

Una especie de cutre-poli local en Madrid la caga bien cagada cuando por su culpa, el Real Madrid pierde un partido contra el Barcelona al parar su guagua para multarlos. Lo sacan de allí y se baja al sur, a Estepona o algo así, a trabajar de poli local en un entorno totalmente distinto y de paso, reconectar con su hija. Al final, las cosas se complican y tendrá que salvar al mundo y quizás, hasta el universo.

Esto es como las comedias que se hacían en España hace cienes y cienes de siglos con Andrés Pajares y similares, una especie de peli castiza con las polladas típicas españolas. El problema es que todas las bromas están muy vistas y que las risas son muy pocas. Lo de los rusos, más que ayudar, acaba de hundir la película porque los pintan como totorotas truscolanes, de esos que montan referéndums con las máximas garantías y proclaman el nacimiento de naciones que duran menos de diez segundos. El guión es absurdo y la resolución al misterio es simplemente un rescándalo imposible de creer y en el que la sucesión de polladas parece no tener límite. Por suerte, al ser éste un verano sin público, nos salvaremos de la segunda parte que en cualquier caso era poco probable que coincidiese con una de mis visitas a España y cosas así no se estrenan fuera del Reino porque la gente se reiría de nosotros.

Esto puede aunar el Clan de los Orcos y a los sub-intelectuales con GafaPasta en un motín en la sala con posibilidad de incendio o destrucción de la misma.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.