Surge

Lo sé y a pesar de ello no hago nada para evitarlo. Ir a la filmoteca es una actividad de alto riesgo y a la entrada siempre te dan un chaleco antibalas y una pastilla para que te suicides si hace falta porque lo que ponen allí dentro puede ser algo maravilloso pero también puede ser algo terrible y de lo que quizás no puedas recuperarte jamás. Hace ya mes y medio que fui a ver Surge, película a la que llegué porque era una de las dos que no había visto y que ajolá y no se hubiese estrenado nunca aquí, como en España, que parece ser que va directamente a alguna plataforma con el mismo título porque el pobre que la vio para ponerle el título, no se recuperó del trauma.

Un julay joputa y mierdoso nos jode la vida a todos sin chimpún.

Un chamo que definitivamente tiene asperges o quizás hasta algo peor porque es como medio sociópata y que encima trabaja en el aeropuerto en los controles de seguridad, se le va el baifo al cielo y como está encoñado de una compañera y además desquiciado y chiflado, roba un banco después de que un cajero se traga su tarjeta y le coge el gustillo y se pone a robar otros bancos en una espiral autodestructiva sin ilusión ni fantasía.

Lo más directo y sencillo es concentrar todos mis sentimientos sobre la película cagándome en la puta madre que parió a todos los que participaron, con intención especial en la del director y en la del protagonista. Esto no tiene pies ni cabeza pero es que encima darle la cámara a una persona que tiene un pie treinta centímetros más corto que el otro, quitarle el estabilizador a la cámara y obligarlo a correr y moverse todo el tiempo es algo que debería ser considerado un crimen. En muy pocos momentos puedes ver a los protagonistas enfocados, lo normal es ver unos barridos de cámara que no cesan y que te impiden disfrutar de la película, que tampoco es que hubiese mucho de lo que disfrutar. Ben Whishaw se ha ganado mi odio más profundo y dudo mucho que sea capaz de recuperarse de eso, ya en el papel de Q en las mierdas de películas del agente ese con licencia para fornicar me parece triste y pésimo y totalmente reemplazable por una máquina de estas en las que se compran latas de refresco pero aquí ha logrado establecer un nuevo nivel bajo, aparte de la cámara y del estúpido guion y la pésima dirección, este hombre brilla por la soberana mierda que hace. Este es uno de esos casos en los que no hay absolutamente nada positivo que decir sobre la película, todo es o malo o peor.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y te obligan a ver esto, yo ya te perdono si quemas el cine y asesinas a todos los que están en su interior. Te obligaron a algo inhumano y reaccionaste de una manera humana. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y me dices que te ha gustado esta puta mierda del copón, que sepas que eres despreciable e insufrible.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. ¡¡¡Socorroooooooo!!!
    DESPUES DE VER «ESO», es una suerte que estés vivo y normal, has podido quedar mongolizado, podemita y truscolanamente, pa siempre 🙁
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.