Categorías
Cine

Tarde para la ira

Si por una casualidad de la vida en los cines holandeses se estrena una película española, aunque solo sea en uno de los multicines de la cadena con la que tengo el abono ilimitado, todos los hijos e hijas de mis vecinos saben que yo moveré lo que haga falta para ir a verla, ya que son tan pocas que tienen que ser realmente interesantes para llegar hasta aquí, aunque el reciente Amsterdam Spanish Film Festival parece que me ha demostrado que eso no es una verdad absoluta. En este caso, mi visita a la capital holandesa y ciudad-parque-temático fue para ver Tarde para la ira, que creo que estuvo en los cines españoles el año pasado por septiembre.

Un julay se junta con la miasma para darles por culo a todos

Un grupo de quinquis atraca una joyería y en el acto matan a una pava y dejan en coma o algo así a un pavo. Pasan los años y un chamo gris y acarajotado pasa mucho tiempo por un bar de barrio confraternizando con la chusma y la gentuza de allí. Resulta que estos son los del robo a la joyería y él es el hijo y novio-casi-marido de la pava que murió y del otro. El colega está esperando que suelten a uno de ellos en libertad para ajustar cuentas. Cuando finalmente tiene la oportunidad, el colega no tiene escrúpulo alguno en ir matando a toda esa chusma y gentuza que le jodieron la vida a su padre y su hembra.

Esto es un puro ejercicio de venganza, ejecutada con una precisión matemática y sin dudas. Entretiene pero en mi caso no tanto como para dejarme alucinando y con la sensación de haber visto un peliculón. Más bien salí del cine convencido que habría sido un corto fabuloso pero al estirarlo para llegar a la hora y media, se diluyó. Hay demasiado de más de lo mismo y también hay momentos en los que la trama se detiene completamente cuando el tipo de la venganza se para como a pensar o algo así. Seguramente eso en el guión tenía sentido pero en la pantalla no funciona, corta la dinámica y te pone fuera de juego. Esto se puede condensar en el señor les da candela a los rufianes. Esa idea es toda la película, de pé a pá salvo por el detalle de mostrarnos el atraco a la joyería que dispara la sucesión de eventos. No se, creo que alguno de los actores estaba mal elegido para el papel que interpretaban, había diferencias brutales entre el trabajo de unos y de otros.

Como gran parte del cine español, esto no vale ni para los miembros del Clan de los Orcos, que se agobiarán con tanto diálogo ni para los sub-intelectuales con GafaPasta, que notarán enseguida las carencias de la película. Como en la gigantesca lista de productores había alguna televisión, igual te esperas unos meses y la ves de gratis por la tele.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 respuesta a «Tarde para la ira»

A mi me resultó entretenida, desde luego que tienes razón con lo que dices, pero creo que eres un poco duro con ella 🙂
A mi me gusta el cine español y las veo casi todas 🙂
Salud

Los comentarios están cerrados.