Categorías
Cine

To the Wonder

Hay días en los que cuando voy a un cine me siento como un cerdo en su San Martín, entrando al matadero para que me den el finiquito y acaben conmigo. Aún así no puedo evitarlo y mi empeño en ver tanto cine como sea posible me lleva a cometer estos actos de locura más que probada. Después de sufrir hace dos años lo indecible con El árbol de la vida – The Tree of Life, sabía que me esperaba lo mismo o algo incluso peor con To the Wonder, película que se estrenó en España en abril pasado con ese mismo título y que al parecer este mes ya está disponible en DéUveDé para aquellos masoquistas que quieran quemarse las retinas de los ojos.

La puta que parió a estos julays

Un tipo que no habla se junta pa’ follá con una tipa de la que no se sabe si también chupa pollas y cuando se cansa de cogerla, se busca a otra pelleja para mojar su churro y no sé que más.

Al lado de la entrada en la wikipedia para definir PUTA MIERDA DEL COPÓN deberían poner el cartel de esta película. En los primeros ochenta segundos se me cerraban los ojos y no tuvo que pasar mucho más tiempo antes de dormirme. Me vine a despertar pasada una hora y seguí dormitando en el cine y siendo despertado solo por la gente que se marchaba sin esperar al final, que eran legión. No tengo ni puta idea de la trama porque no la tenía. Era una sucesión de imágenes de artisteo sin palabras de los actores y con una voz en off asquerosa que recitaba algo y que no hacía más que distraer. Cuando pensabas que no entendías nadas, aparecía el pollaboba de Javier Bardem haciendo de cura frustrado porque nadie le presta un niño para sus tocamientos, soltaba dos frases sueltas y la escena cambiaba a una playa, o a un campo de hierba en el que los protagonistas se miraban y se revolcaban sin que suceda nada. Aquí no hay contenido alguno, solo un armazón vacío. Hay un montón de absurda y estúpida movida religiosa que lo único que demuestra es que no existe ningún Dios o habría fulminado al hijoputa que dirigió esto. Lo que más me alucina es que Terrence Malick consiga primos que le paguen estos experimentos. Ben Affleck solo dice un par de frases durante toda la película, pese a ser el protagonista, y cuando habla cuesta escucharle y entenderle. Pasa el tiempo girando, agarrando a la pava de turno y poniendo cara de decepción. Si esto se filtra hacia el espacio exterior y lo ve una raza de extraterrestres inteligentes, nos exterminan como a ratas sin dudarlo un solo microsegundo. Esperemos que la espesa capa de ozono nos proteja de ese final tan chungo y rebote las ondas de vuelta a la Tierra.

No pienso decir mucho más. Es una mierda. Yo no la vería ni aunque la den por la tele. Seguro que tiene ondas subterráneas y encriptadas que pueden destruir el cerebro de los que la miran y yo escapé porque mis mecanismos de defensa contra la basura funcionaron perfectamente bien y me la pasé durmiendo.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «To the Wonder»

Los comentarios están cerrados.