Última noche en el Soho – Last Night in Soho

Mira que ha habido ensañamiento conmigo este medio año de cine que he tenido y se han jartao a metérmela doblada y sin doblar con el cine de terror. Otra vez tenemos que hablar de una peli que prometía mancharte los gallumbos cagándote de miedo y al final resulta que no, que un sustito no es terror, es otra cosa y esto es más bien un drama o una peli de misterio, pero definitivamente, no una de terror. Se titula Last Night in Soho y en España se estrenó hace más de un mes como Última noche en el Soho.

Una julay se encoña del espíritu de otra pava que chingaba más que una furcia en la puerta del parlamento.

Resulta que una pava quiere ser diseñadora o algo así y se muda a Londres y como no le gusta el dormitorio de estudiantes, alquila un cuarto en la keli de una vieja y así como de pronto, empieza a trasponerse pa’l coño y como que está viviendo lo que le pasó a una pava que durmió en su habitación en los años sesenta del siglo pasado y que parece que mataron. Intentará resolver el crimen y disfrutar con todas esas reposesiones en las que la otra chingaba o algo así.

El director de esta peli ha hecho unas cuantas que son muy buenas y todo el mundo esperaba como aguas de alcantarilla que esta sea su entronamiento definitivo como uno de los grandes pero en mi caso, va a ser que no, porque sin llegar a aburrirme completamente, las dos horas se me hicieron largas y definitivamente, nunca me creí las movidas esas de la pava que se mete en la cama y vive la vida de otra pava un montón de décadas antes y después se encuentra a esos mismos por la calle todos los días, que vamos, Londres no es ningún poblacho de dos calles, es una mega-ciudad con millones y millones de julays. La selección musical tampoco me moló pero que nada y aunque imagino que a otros les pareció fascinante, a mí me provocaba unos picores alérgicos que no veas, no es el tipo de música que yo escucharía ni aunque fuera sordo, que no lo soy. El guion busca sorprendernos y dar ese giro tan asombroso y fabuloso que no nos lo esperábamos y de tanto buscarlo, para cuando lo hacen, ya ni me interesaba y acabé con la sensación que aquello es un telefilm requeteque-inflado para ponerlo en los cines pero que igual funciona mejor cuando lo ves en tu casa y de cuando en cuando te jincan un intermedio de veinticinco minutos para que se te olvide todo y poder seguir con la historia.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, que sepas que esto es más bien algo con lo que puedes dormir, pero no aspires a nada más. Imagino que algunos sub-intelectuales con GafaPasta se fliparán, pero otros pensarán como yo, que se pasaron de rosca con la pretenciosidad y no les quedó bien.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.