Velomovil Quest

Ayer estaba en el centro de Utrecht paseando antes de ir al cine y pasó a mi lado una ligfiets, o un velomóvil y solo tuve tiempo a hacerle una foto desde detrás, pero estas son tan espectaculares que da igual el lado por el que las pilles. En realidad es un triciclo y el modelo es el Quest. Mirando en la página de la empresa, esta bici, que no es eléctrica, se vende por el módico precio de ocho mil cuatrocientos cincuenta leuros, en su modelo más básico y el precio puede subir si se le añaden algunos extras. Pesa casi veintiocho kilos y para hacer un giro de ciento ochenta grados necesita once metros. Es muy similar al velomóvil amarillo que vimos hace más de doce años. Estas bicis son fascinantes y definitivamente, sirven para llamar la atención, pero también es cierto que cuando vas como una bala por una carretera, los coches igual no te ven por ir tan bajo, o las otras bicicletas. Fijaros en la pequeña capota sobre el conductor que tiene que quitar para entrar y para salir.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Es horrenda, hortera y encima no es eléctrica por ese precio? Una estafa en toda regla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.