Wonder Woman 1984

Y por segunda vez en la historia del mejor blog sin premios en castellano, llegamos al punto en el que se me han acabado las películas para comentar porque los cines siguen cerrados y parece que seguirán así la menos un mes más, ya que el gobierno neerlandés ha tomado una actitud muy conservadora no con la actual oleada del virus, lo hacen para prevenir la que vendrá después, que según ellos será muchísimo más devastadora. Esta última película que vi en el año 2020 lo hice en una sesión especial en versión original, que yo ni sabía que existían pero al parecer, en cierta cadena de multicines española, en uno de esos días en los que no va nadie aprovechan para atraer a los raritos como yo que no queremos ver cine doblado. Creo que ha sido la película con la sala más concurrida de todas las que vi en España el año pasado y pude escuchar gente hablando en varios idiomas. Se trata de Wonder Woman 1984 y en los Países Bajos aún no se ha estrenado porque cerraron los cines un día antes de que pudiera o pudiese suceder.

Una julay super-negativa se jarta a hacer chimpún con un pavo reposeído por el fantasma de su novio mientras otra hembra desajustada hormonalmente, monta un pitote que no veas.

Resulta que a la pava de Wonder Woman le sentó super-mal que se le muriera el único pene que quería sorber y quizás hasta mamar y se pegó años y años castigándose a sí misma y trabajando con frikis en un museo. Una de esas frikis quiere ser como ella o algo así y por culpa de un artefacto mágico, la cosa sucede y a la vida de la protagonista regresa el novio difunto reposeyendo el cuerpo de otro chamo en algo que no entendí para nada y aparece un tercer pavo en el mundo que da deseos y que está provocando, como siempre, el fin del universo conocido y alguien lo tendrá que parar para salvarlo.

Mira que me gustó la primera película pero es que todo lo que hicieron bien en aquella, aquí como que se les olvidó o les falló. La película de entrada es demasiado larga, con más de dos horas y media y se podría haber acelerado y dinamizado un poquito quitándole tres cuartos de hora. Después viene el patetismo de la heroína, que debería ser un ejemplo de super-héroe y tal y tal y más bien da pena y hasta ganas de arrearle dos bofetones para quitarle toda la bobería. Una tipa que se supone que puede con casi todo y aquí se pasa el tiempo amargada, deprimida, lloriqueando y probablemente con graves carencias hormonales porque el nuevo rabo que está sorbiendo en realidad es de otro sabor diferente y quizás no es tan bueno. El nivel de gilipolleces de los otros personajes secundarios no tiene parangón y la falta de un malo malísimo claro contra el que todos tengan que luchar estropea en gran parte la película, que va dando bandazos de escena en escena. Toda la acción parece estar concentrada en dos secuencias de la película, o más bien tres y el resto son diálogos aburridísimos e innecesarios. Todavía estoy flipando cuando roban un caza militar y van desde los EstardesUnidos de América hasta Egipto sin repostar, una escena tan increíble que resulta para mí más posible confirmar la existencia de los Gremlins. En fin, que voy a ser muy generoso con la nota final porque este puede ser el punto y final de las anotaciones de cine pero quien quiera saber lo que en realidad pienso, que le quite dos puntos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos igual hasta vas al cine engañado pensando que esto es lo que te mola. Llévate una mantita para que te tape tu novia cuando caigas dormido del aburrimiento tan grande que te va a entrar. Ningún sub-intelectual en su sano o insano juicio iría a ver una cosa así.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.