1 Ajax – Legia 0

En un pasado algo lejano yo iba con frecuencia a partidos de fútbol del Ajax en competiciones europeas, tanto la liga de campeones como la UEFA, aunque tengo que reconocer que jamás he ido ni iré a los de la liga de los Zarrapastrosos en la que competirán los equipos de truscoluña si en algún futuro hipotético llegan a ser nación de ladrones y delincuentes. Dejé de ir cuando pusieron una estúpida regla al comprar las entradas que hace casi imposible que dos amigos se sienten juntos en el estadio y si hay algo a lo que me niego es a ir a ver el partido y acabar a varias filas de distancia del colega con el que voy. Después de muchos reproches y varios tira y afloja, consiguió dos entradas adecuadas para ir a ver el partido de ayer noche, en el que el Ajax se enfrentaba al Legia de Varsovia.

La aventura comenzó sobre las cinco y media en el Cafe Cartouche, a donde fuimos a embolicharnos con costillas y desde allí salimos sobre las siete hacia el estadio. Teníamos entradas en el Segundo anillo, en la parte más alta. En este partido no había seguidores del equipo visitante ya que al parecer están castigados y no les permiten que los lleven cuando van de gira por algo que han hecho, con lo que todo el estadio apoyaba a un único equipo. Como hemos visto fotos a destajo de estos partidos, me centré un poco más en los vídeos.

El primer documento espeluznante que está ubicado previo a este párrafo y que también se puede ver aquí sucedió antes del comienzo, cuando todo el mundo agita las banderas que nos regalan a todos y cantan una canción como de pachanga verbenera muy poco propia del primer mundo. El que berrea al comienzo es mi amigo y si llegáis hasta el final veréis el frenesí del populacho justo antes del comienzo.

Hasta este partido yo siempre me había sentado en la otra banda y en todos los partidos siempre que salían los equipos, nosotros lo que veíamos son los culillos mientras les hacen la foto. En esta ocasión y por primera y seguramente última vez estaban de frente y les veíamos los paquetillos microscópicos. Tengo que reconocer que me gusta más el otro lado porque puedes ver el banquillo y las movidas del entrenador emputándose.

En la primera mitad del Ajax llegaba continuamente hasta la portería polaca pero no lograban romper la barrera defensiva y aquello era un sin vivir. Por suerte hubo un intento que tuvo éxito y que culminó con el único gol del partido. Tras este y con todo el mundo emocionado hasta las lágrimas de cocodrilo, tuvimos una jugadilla que quedó reflejada en el vídeo anterior y que se puede ver también aquí.

Con tres grados, hacía frío pero no tanto y como no llovía, habían abierto el techo del estadio. En el intermedio no hubo actuación musical, algo que sucede en algunas ocasiones y la segunda parte se convirtió en un relato totalmente distinto.

Los del Ajax como que se olvidaron de atacar y los polacos no solo llegaban a la portería sino que en al menos cuatro ocasiones no marcaron por intervención del azar, ya que el portero paró varios tiros y estando en el suelo el jugador polaco disparaba a puerta y el tiro le salía por la culata e iba a otro lado. Los del Ajax no atinaban una, como en el vídeo anterior que se puede ver también aquí.

Llegamos al final con la triste ventaja de la victoria por 1 a cero y el portero del Ajax fue al que le dieron el premio al mejor jugador del partido. El hombre salvó los trastos en varias ocasiones y demostró estar a un nivel soberanamente superior al del resto del equipo. Después de salir tuvimos que andar veinte minutos hasta donde estaba el coche, ya que mi amigo lo deja en una zona en la que se puede aparcar sin pagar pero que está en el recarajo y al ponernos en ruta nos pilló un mega-atasco a las once y media de la noche porque se les ocurrió hacer obras de mantenimiento en la autopista A2, la cual nace cerca del estadio, es la más amplia y transitada de Holanda. Tiene cinco carriles por banda y dejaron abiertos dos y el embudo era épico, así que vinimos llegando a mi casa pasada la una de la mañana. Después mi colega se tomó un cafelito hecho con mi fabulosa Bialetti y siguió ruta, ya que el vive en Nijmegen, ciudad conocida en español como Nimega y que está a casi noventa kilómetros, con lo que él probablemente se fue a dormir una hora más tarde.

Vista la movida con lo de lograr entradas en asientos consecutivos, aún es pronto para saber si en caso de pasar la ronda yo iré a ver el partido. Aún así, aquí queda constancia de este segundo partido del Ajax que he visto en la temporada 2014-2015, ya que estuve en uno de liga nacional con el Rubio y la Segunda Unidad Pequeña.

2 respuesta a “1 Ajax – Legia 0”

  1. Vaya lo que han liado tus compatiotras del Feyenoord en Roma, cargándose la fontana de la piazza de Spagna de Bernini. Subnormales profundos algunos de los que van a los campos de futbol y que conste que a mí me encanta el futbol, pero no entiendo lo de ir a destrozar o a pegar al contrario. Otra cosa que me da pereza, ir al campo de futbol, aunque antes me encantaba. Ay, qué mayor.

  2. Creo que eran gente que ya tiene prohibida la entrada al campo en Holanda desde hace tiempo y que fueron por su cuenta, con lo que no los podían controlar. Algunos ni tenían entrada. También entre los que pillaron, son gente con pasta, que pagaron la multa de cuarenta y cinco mil leuros a toca teja y sin inmutarse, con lo que yo diría que Hacienda los debería investigar. El fútbol es espectáculo y crimen a partes iguales, si no, mira en donde quieren hacer el mundial dentro de unos pocos años, en un país que considera que las mujeres están por debajo de los perros …

Comentarios cerrados.