A Little Chaos

Hace precisamente un mes que fui a ver la película de hoy y con esta anotación logro cerrar el cine del primer semestre del año. Fue en un día con visita a la filmoteca, en el Pathé Tuschinski, uno de los cines más bellos que existen, situado en el centro de Amsterdam y al que se puede entrar para ver su vestíbulo y flipar en colores. La película era una comedia dramática con amor de por medio rodada en inglés y que confunde un montón porque tiene varios nombres. Su título oficial es A Little Chaos, aunque en los Países Bajos se lo cambiaron y se estrenó con el título de The King’s Gardens. Ya sea con uno o con el otro, en España no tiene fecha de estreno, es muy probable que jamás llegue a ver las pantallas y de hacerlo, lo traducirían por truscoluña no es nación.

A una julay le mola que le toquen su jardincito y le den alegría y cosa buena

Una viuda se busca la vida como jardinera o eso que hoy en día llamarían arquitecta de espacios exteriores o algo parecido, pero que no es más que ser jardinera. La chama se presenta a un concurso para hacer un trocito de los jardines de Versalles y contra viento o marea, lo gana. Cuando se pone a trabajar en su sala de baile abierta, las cosas se le complican porque claro, tiene potorro, lo cual molesta mucho a los otros jardineros, es buena en su trabajo y por si no fuera bastante, el jardinero principal se encoña de ella y se la quiere chingar a cualquier precio.

Esto más bien parece un telefilm de esos que ponen en una tarde de domingo y que te dejan noqueado. Está petado de complots palaciegos, movidas dentro de las movidas y por supuesto, la historia de amor imposiblemente posible entre una viuda y un tipo casado por interés con alguien de la corte. Tenemos a un rey caprichoso y medio acarajotado, un montón de conspiradores y las venganzas típicas. La cosa entretiene pero no encandila, es demasiado sosa. La protagonista es Kate Winslet, actriz que me gusta un montón pero que aquí se ve demasiado desaprovechada. Esta es una película menor y en ningún momento parece que ella quiera enseñar sus armas y recordarnos que es un pedazo de actriz. El macho que la encandila es el belga Matthias Schoenaerts, al que le vendría bien una transfusión de sangre latina, ya que el colega es más soso que una sopa sin sal. Cuando pretende demostrar pasión lo que vemos en pantalla es algo totalmente distinto. No hay química alguna entre ellos dos y si me dicen que acabarán como amiguitos de escuela me lo creo porque lo que sí que parece cierto es que él a ella no le pone la pierna encima, aunque cualquiera de los otros jardineros sí que parece que se la pueden poner a él. El rey lo interpreta Alan Rickman y alguien le tendría que haber dicho que no era una obra teatral sino una película, ya que exagera como si estuviera en un teatro y sus gestos amanerados dan risa y restan credibilidad. En fin, que sin ser mala, tampoco es un peliculón.

Esto puede destruir la única neurona activa de los miembros del Clan de los Orcos y puedo entender y entiendo que prohíban el estreno en España para proteger a la inmensa población de los susodichos que hay en el país. Tampoco tiene la calidad necesaria para sub-intelectuales de GafaPasta.

Una respuesta a “A Little Chaos”

Comentarios cerrados.