Apollo 11. Primeros pasos – Apollo 11

Como yo tengo esas gafas preciosas sin cristales para dar el pego como sub-intelectual, cuando ponen algún documental en el cine me mezclo con esa especie de pedantes y ellos ni notan que yo no pertenezco a su estirpe. Al parecer se han cumplido cincuenta años (o se están cumpliendo ahora) de la llegada del hombre a la luna (o a un estudio de televisión, según otras pelis) y han hecho un documental con imágenes de la Nasa, que tenía un montón guardadas en algún armario y se les deben haber salido, que eso pasa mucho también con los seres humanos. La película se titula Apollo 11 y méate que el documental se estrenará en España la semana que viene con el título de Apollo 11. Primeros pasos, en cines de verdad, y no en La2, que es en donde marginan a este género.

Unos julay no llevan navegación por Gé Pé eSe y acaban en el quinto coño un día que se van de juerga y ciertamente, sin chimpún.

Seguimos la historia del primer viaje a la luna, con muchos vídeos que igual son hasta inéditos de todo lo que pasó, antes, durante y después, tanto en la nave espacial como en la Tierra. En algunos momentos me dio la impresión que las imágenes estaban muy limpias y como de mucha calidad e igual las empotraron pero en su mayoría, vivimos el increíble viaje de tres julays desde el planeta Tierra hasta su satélite, la Luna y lo que hicieron allí y como contaminaron y todo lo demás.

Reconozco que el documental me absorbió y lo disfruté como un bellaco. El relato, aunque conocido, es muy interesante y en este formato es tan ameno como en una película, en donde todo está más dramatizado. Todos los preparativos son espectaculares y las imágenes que grabaron en la nave espacial, sus diálogos y sus movidas, son fabulosas. Hay momentos en los que estás en tensión por la acción, pese a que todos sabemos lo que pasó en aquellos días del año 1969 en los que Genín y Virtuditas seguro que se lo pasaron pipa. El gusto musical de los astronautas es terrible. Flipas con la tecnología, con esos ordenadores enormes y sin pantallas y cienes y cienes de julays esperando que aquellas cosas hagan un ruido o vomiten un trozo de papel, es lo más, sobretodo pensando que seguro que mi teléfono tiene más potencia de cálculo que todo aquello junto. La película dura hora y media con lo que no se hace pesada y cuando acaba, tienes la sensación de que has aprendido un montón de cosas interesantes.

Esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos porque jamás podrán comprender algo así pero es obligatoria para los sub-intelectuales con GafaPasta, como los que llenaron el cine el día que yo la fui a ver.

2 respuesta a “Apollo 11. Primeros pasos – Apollo 11”

  1. Yo lo vi en la tele en directo, en Puerto la Cruz, Venezuela, entonces no había chavistas, pero si dinero, trabajo, sanidad gratuita y supermercados llenos…

    Salud

  2. Yo sí que me lo pasaba pipa, sobre todo porque mi MI MADRE en el 69 tenía 10 años (el día 1 de agosto cumplirá 60 tacos!)…. pero si que la mitad de mi genética debía estar entretenida saltando por ahí dentro de sus ovarios…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.