Bicicleta con dispositivo de carga casero

Hoy tenemos una bicicleta rara de vicio. Me la tropecé en alguna calle de Rangón, en Birmania. En principio parece un modelo normal a contrapedal, pero si te fijas con atención verás que detrás del asiento del ciclista le han montado una estructura extraña para llevar cargas grandes y contundentes. Fue la única bicicleta tuneada de esta manera que me tropecé durante mi estancia en ese país, así que debo suponer que el que hizo esto era un manitas. Por lo demás, la bicicleta estaba en perfectas condiciones. El pedal también parecía hecho de un taco de madera. El dueño me vio agacharme para hacerle una foto a su bici y me miraba flipando en colores, ya que como turista, debería estar más bien apuntando hacia las pagodas y las otras cosas que había a mi alrededor y no a una simple bicicleta, aunque claro, el colega no sabía que lo mío con estos vehículos es pura obsesión.